¿Qué es la generación sándwich?

La grave crisis económica ha provocado la aparición de la generación sándwich. Mujeres y hombres de entre 40 y 60 años deben mantener a toda la familia, tanto hijos como padres.

generacion sandwich

La generación sándwich como consecuencia de la crisis.

Hemos oído hablar de la generación ni-ni (ni trabajan ni estudian), la generación perdida (jóvenes que acceden al mercado laboral, pero que a raíz de la crisis no encuentran puestos de trabajo), pero la generación sándwich ¿de qué trata?. Evidentemente, no hace referencia a un grupo de la población que sólo se alimenta a base de sándwiches de jamón y queso, no. La expresión apareció por primera vez en 2009, coincidiendo con el inicio de la crisis económica, y hace referencia a personas cuyas edades oscilan entre los 40 y los 60 años que se ven obligados a cuidar tanto de sus hijos pequeños como de sus padres al mismo tiempo.

Lejos han quedado aquellos estereotipos de familias en las que los hijos se independizaban nada más acabar la universidad y los padres aprovechan para disfrutar de una segunda luna de miel. Ahora, la actual coyuntura económica ha hecho que los papeles se inviertan o se mantengan, según como se mire.

El cambio generacional que está experimentando nuestra sociedad ha provocado que surja la denominada «generación sandwich«. Los hijos abandonan el hogar familiar mucho más tarde. La independencia en cuanto a la vivienda se retrasa por la falta de oportunidades en el mercado laboral y la carencia de recursos económicos necesarios para mantenerse sin la tutela y el apoyo paterno. Y las personas mayores, cada día más longevos y en situación de dependencia, tampoco gozan de una holgada situación económica que les permita mantenerse por si mismos o recurrir a instituciones especializadas. De la combinación de estos dos factores surge dicha generación.

El nombre de «generación sándwich» obedece a las dos fuerzas o factores comentados con anterioridad, que presionan a la vez a las personas que se incluyen en este sector de la población, simulando las dos partes de un sándwich: por un lado los padres y por otro, los hijos. El término fue acuñado por el psicólogo norteamericano Quaeshi Walker, quien advirtió de la situación a la que estaba derivando la crisis económica dentro de la organización familiar.

Muchos psicólogos advierten que la sobrecarga que se exige a estas personas puede provocar crisis de ansiedad, estrés, insomnio, hipertensión, etc. Un conjunto de síntomas que indican que ninguna persona puede jugar a ser un superhéroe. Además, la generación sándwich puede verse saturada por problemas externos como crisis de pareja y la presión en el ámbito laboral.

Para poder superar esta difícil situación con éxito, es indispensable que existe una buen organización y comunicación en el seno familiar. El reparto equilibrado de tareas es una de las reglas básicas para que la convivencia sea lo más llevadera posible. Compartir la carga emocional, buscar tiempo para que la familia interactúe lejos del ajetreo diario, cultivar los intereses propios y mantener el optimismo, son algunos de los consejos más habituales.

Foto / woodleywonderworks

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...