Juegos para que los niños mejoren su capacidad de escucha

Para los niños todo es nuevo, incluso los sonidos. Por ello, es bueno mejorar su capacidad auditiva y de identificación y, si lo podemos hacer a través de juegos divertidos, mucho mejor. Aquí presentamos algunos de ellos separados en función de la edad del niño.

Los niños, sobre todo cuando son pequeños, tienen que aprender a familiarizarse con los sonidos. Debemos tener en cuenta que a nosotros nos parecen de lo más habituales pero, para ellos, todo es nuevo y sorprendente.

Aunque ellos tienen siempre alerta su capacidad auditiva, es bueno estimularla y, sobre todo, hacer que comiencen a identificar estos sonido con el nombre de lo que los produce. Si, por ejemplo, suena el motor de un coche, es beneficioso que aprendan que lo que ha producido ese sonido se llama así.

Foto de un padre leyendo a sus hijos

Cualquier momento es bueno para leer y jugar con nuestros hijos

En cualquier caso, como el proceso de aprendizaje de un niño dura años, a la hora de buscar actividades que potencien su capacidad de escucha, debemos diferenciar entre niños muy pequeños y los que son ya más mayores. Y para ambos existen juegos que les ayudarán a hacerlo.

Así, para los más pequeños, hay uno que les vendrá como anillo al dedo. Todos sabemos que leer a nuestro hijo es importante. Pues bien, cuando lo hagamos, podemos concertar con él una palabra clave, de tal modo que, al escucharla, nos avise. De este modo, conseguimos un doble objetivo: que permanezca atento a la lectura y que aprenda a identificar el sonido o la palabra.

Otro simpático juego es el de imitar el sonido que hacen algunos animales comunes. Es sencillo, nos sentaremos con nuestro hijo y comenzaremos a imitar el ladrido del perro o el maullido del gato y le pediremos que reconozca de qué animal se trata. Cuanto más divertidos hagamos los sonidos, mejor lo pasará nuestro hijo.

También podemos hacer que repita sonidos rítmicos que nosotros hacemos con las manos y las piernas. Lógicamente, deben ser ritmos sencillos y así conseguiremos que mejoren su capacidad auditiva.

Por su parte, para los más mayores, los juegos deben ser más complejos. Uno de ellos, para el que se necesitan dos niños, es el siguiente: uno de ellos dice una frase y la acaba con el consecutivo ‘entonces’. El segundo niño debe acabarla con coherencia y así a la inversa. Por ejemplo, el primero dice: «el futbolista tiró a la portería, entonces…» y el segundo debe acabar la frase: «marcó gol».

Otro juego popular es el llamado «¿Quién está hablando ahora?», para el que podemos aprovechar cuando ve su programa de televisión favorito. Tras presenciarlo un rato, le pediremos que cierre los ojos y le preguntaremos qué personaje está hablando.

También podemos inventarnos otros juegos. Todos ellos serán buenos para que mejore su comprensión auditiva y ello redundará en su beneficio incluso cuando llegue a mayor.

Fuente: Ehow.com.

Foto: Padre leyendo a sus hijos: Crimfants en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...