¿Cómo aprendemos?

Que el ser humano está listo para aprender no cabe ninguna duda.  Al observar a un bebe, desde sus primeros pasos, hasta como empieza tiernamente a largar los primeros sonidos que luego se transformaran  en lenguaje conocido, descubrimos la inmensa capacidad del hombre para adquirir conocimientos.

Sin embargo, existen técnicas y saberes que estudian y desarrollan cual es la mejor manera de aprender.  Es decir, que los nuevos conceptos y prácticas adquiridos queden realmente asimilados por quien está descubriendo la nueva noción.

Uno de os mejores métodos para aprender supone, dialogar al igual que cuando nacemos constantemente con el contexto. Este entorno es el que nos aporta y nos transforma la manera de ser.

Es por esta razón que para aprender no hay que darle la espalda a las vivencias. Ya que gracias al aprendizaje se va transformando nuestra manera de habitar  el mundo.

De esta manera, se vuelve fundamental, conocer los procesos y la manera en que aprendemos. Es decir cómo se pone en juego  la memoria, los conocimientos previos y el pensamiento.

Estamos en el momento de poder ensayar una definición de aprendizaje como “el cambio de conocimiento, las formas de actuar, y percibir el mundo, este cambio es el resultado de nuestra interacción con el entorno”.

Para entender de manera práctica como es el mecanismo por el cual los hombres tenemos la capacidad de aprender, resulta interesante realizar un paralelo con la construcción de una casa.

Para su edificación será fundamental hacerlo paso a paso, y cada paso estará vinculado necesariamente al paso anterior. Para esta construcción poseemos una herramienta fundamental, que será sin lugar a dudas es la memoria.

Sin  la memoria sería imposible vivir. Imaginemos tan solo tener cada día que aprender nuevamente a respirar, a caminar, a hablar a movernos en sociedad. Sin embargo, es importante a la hora de aprender nuevos sentidos, no incorporarlos de memoria sin comprenderlos.

El gran secreto para asimilar ideas nuevas, es relacionarlas con algo que ya se conoce. Es decir el aprendizaje se fija cuando se establecen relaciones.

Esto significa que no sirve de nada repetir  mil veces un concepto hasta que quede grabado en la memoria, resulta más sencillo y efectivo intentar buscar alguna imagen o recuerdo que  lleve a  conectar lo conocido con lo nuevo.

Otra clave para entender  y obtener un estudio significativo es pensar en que actividad practica de la vida puedo utilizar dicho concepto.

Fotografia:  manuelfloresv en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...