¿Cómo ahorrar dinero para poder viajar más?

Te damos algunas recomendaciones para que tengas capacidad de ahorrar y así disfrutar de unas buenas vacaciones.

Viajar está volviendo a ser una de las actividades más demandadas ahora que la crisis médica del coronavirus se está comenzando a regular y reducir. Y aunque podría ser lógico imaginar que, durante estos años de pandemia, hemos ahorrado un montón de dinero por la ausencia de vacaciones, lo cierto es que seguro que no lo habéis hecho (al menos, no todos).

El confinamiento y la pandemia lo que han provocado ha sido que nos demos muchos caprichos en compras online y que recurramos habitualmente a los servicios de comida a domicilio para, al menos, poner algo de ilusión en nuestro día a día. Así que, ahora, necesitamos consejos para ahorrar y poder viajar más.

Elabora un presupuesto

Ahorrar para irse de viaje no es fácil, pero teniendo un presupuesto va a resultarte más sencillo. Eso te permitirá saber cuánto dinero necesitas y tener una progresión más accesible hasta que llegues a cumplir tus objetivos. Es importante que seas objetivo con tus intenciones. No tires demasiado por lo bajo como forma de alcanzar antes tus metas, porque de esa forma estarías engañándote a ti mismo y acabaría siendo algo que te afectaría a la hora de disfrutar de las vacaciones.

En el presupuesto que elabores, ten en cuenta lo que necesitarás para el transporte, para el alojamiento y la cantidad que te pones como límite de gasto diario (a grandes rasgos). Define por anticipado cómo será tu viaje y así tendrás más claro qué tipo de presupuesto necesitas para cumplir con tus metas.

Configura un sistema de ahorro

Seguro que todos los meses tu cuenta bancaria se encuentra con cargos que se realizan de manera automática, como las facturas que tienes domiciliadas en el banco. Teniendo en cuenta ese mismo tipo de filosofía, te recomendamos que configures un sistema automático que, cada mes, te descuente un importe que quieras dedicar al ahorro para tus vacaciones.

Te recomendamos que sea una cantidad moderada para que luego no tengas problemas financieros en el desarrollo normal de tu mes. Piensa que, después de esa cantidad que ya has descontado automáticamente, tendrás la posibilidad de añadir más dinero y que así vayas ahorrando más. Por lo tanto, cuenta con que esta cantidad es un mínimo para cumplir tus objetivos.

Registra todos tus gastos

Si llevas un control de tus gastos, tendrás más fácil ahorrar. A veces, el problema con el excesivo gasto financiero que hacemos se encuentra en el poco control que tenemos de lo que gastamos. Nos dejamos llevar y no pensamos en todo lo que estamos gastando. Tampoco somos conscientes de que un gasto pequeño, sumado a otro gasto pequeño y a otro gasto pequeño, da como resultado una gran cantidad de dinero que ya hemos gastado.

Por ejemplo, piensa que gastas 5 euros al día en comprar algo de beber y un snack a la salida del trabajo. Pongamos que trabajas 20 días al mes y que solo haces ese gasto después del día de oficina. Son 20 días en los que gastas 5 euros. Con eso ya habrás gastado 100 euros que se te habrán escapado de las manos como si nada. Y decir 5 euros es ser muy generosos, porque normalmente en cuanto compramos algo de comer o beber, la cantidad ya supera y se acerca a los 10 euros. Imagina que sales a cenar dos o tres veces por semana, la cantidad mensual puede ser realmente elevada.

No te líes gastando con la tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito son muy útiles por la comodidad que te dan para poder comprar sin tener que estar preocupándote de si has recibido ya el salario. También son cómodas porque reúnen todos los gastos que hayas hecho a lo largo del mes y puedes tener un extracto general de todos ellos. Pero si te lías a gastar sin control, te encontrarás con que estarás empezando a gastar parte de tu dinero en comisiones que solo benefician a alguien: el banco. Con ese gasto en comisiones estarás perdiendo dinero que podrías dedicar a tus ahorros para el viaje, así que usa tu tarjeta solo dentro de los límites razonables que te puedes permitir pagar mensualmente.

Por otro lado, el truco está en abonar el dinero que hayas gastado de la tarjeta antes de que se produzca el cierre del mes. Así evitarás cualquier tipo de cargo.

Evita gastos de los que puedas prescindir

¿Cuántas suscripciones de streaming pagas cada mes? Es posible que estés invirtiendo más de lo que necesitas para disfrutar de un día a día lleno de entretenimiento. ¿Para qué pagar Netflix, Disney Plus y HBO cada mes? Puedes pagar Netflix un mes y ver todos sus nuevos contenidos, darte de baja y saltar a Disney, hacer lo mismo, y luego ir rotando. Así, cuando vuelvas a Netflix después de haber hecho la ruta, volverás a tener muchos contenidos de los que disfrutar de golpe.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...