Los dragones ¿existen realmente o son sólo un mito?

En muchas culturas los dragones son símbolos históricos, pero ¿qué es lo que dice la ciencia? ¿Existen de verdad? Hoy en Qciencia demostramos que si, aunque no como en las películas

Hoy en nuestro blog vamos a hacernos una pregunta que de seguro más de una vez les ha venido a la cabeza, una de esas que ponen al mundo de la ciencia boca abajo ¿Existen de verdad los dragones? Lo cierto es que científicamente nada está probado, al menos si nos referimos a esas criaturas propias de la mitología, no sería de extrañar que todos estos seres proviniesen de un parecido razonable con los ya extinguidos dinosaurios, especies con las que puestos a comparar, no parece ser una teoría descabellada. Pero nosotros queremos pensar en el siglo XXI, y no en la prehistoria para saber si de verdad hay algo parecido a los dragones de los que tantos libros de ficción nos hablan.

Y si venían buscando la historia increíble de algo parecido al monstruo del lado Ness, se han equivocado de sitio, porque los dragones que les estoy por presentar son de los de hoy en día, y que aunque no se parecen en nada a aquellos que todos conocen, si llevan estampado en su nombre la palabra dragón.

Dragón Komodo

La especie Komodo es uno de los animales actuales más similares a los dragones mitológicos

Dragón de Komodo.(Varanus komodoensis): Probablemente lo más parecido que van a ver en el mundo real con respecto a los dragones de la mitología. Se trata del lagarto más grande de todo el mundo, y se encuentra tan solo en algunas islas de Indonesia, y es casi tan temido como en los cuentos precisamente por el veneno que emana de su boca al morder, ya que la tiene llena de bacterias capaces de transmitir grandes enfermedades. Precisamente por eso es temido y respetado por los autóctonos. Así que si quieren ver al último dragón vivo, ya saben a donde tienen que ir en su próximo viaje.

Dragón del Mar

El dragón del Mar vive en Oceanía y se parece mucho a los seres mitológicos

Dragón de mar. (Phycodurus eques): Seguramente mucho menos espectacular que el primero, pero que según algunos biólogos está emparentado con él, bien podría ser la inspiración de las novelas basadas en dragones marinos, y aunque su poder letal es mínimo, lo cierto es que sus extremidades le sirven para camuflarse, y aunque no ataque, como en la mitología, la verdad es que es es como para verlo en directo en las aguas de Australia en las que vive.

Dragón Azul

El dragón azul es una babosa de pocos centímetros que vive en el fondo de los mares

Dragón azul.( Glaucus atlanticus): En este caso lo tenemos más cerca de lo que pensamos porque vive en las profundidades de muchos mares y océanos y la verdad es que sus ocho centímetros no son para tomárselos en broma, porque es capaz no solo de envenenar a presas de mayor tamaño, si no también de asimilar el veneno de otras especies a las que se come y hacerse inmune a él.

Y después de todo esto ¿qué piensan? ¿Los dragones existen realmente o son solo un mito?

Imagen Dragón de Komodo | Fuente

Imagen Dragón del Mar | Fuente

Imagen Dragón Azul | Fuente

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...