Las aguas de Doñana están contaminadas

El Parque Natural de Doñana es una de las reservas ecológicas más importantes de Europa. Pero, según la Universidad de Sevilla, sus aguas están contaminadas por fármacos que proceden de la traída de las estaciones depuradoras cercanas. El más abundante de ellos es el ibuprofeno.

El Parque Natural de Doñana constituye una de las reservas biológicas más importantes de Europa. Situado en Andalucía, entre las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz, alberga tal riqueza de especies vegetales y animales que su cuidado y conservación resultan imprescindibles para el medio ambiente.

Por ello, cualquier noticia que informe de contaminación en la zona es una verdadera tragedia. Y ahora un grupo de científicos de la Universidad de Sevilla han detectado por vez primera la presencia de principios farmacológicos en sus aguas. Estos, según se cree, proceden de las traídas residuales urbanas y pueden dañar gravemente a algunos organismos acuáticos.

Foto de las marismas de Doñana

Las hermosas marismas de Doñana

En palabras de Esteban Alonso, director del estudio, «la principal fuente de estos fármacos en los afluentes de Doñana son las aguas residuales urbanas tratadas de las poblaciones cercanas», desde las que se vierten cada año muchos kilos.

Son fundamentalmente, por tanto, compuestos consumidos y metabolizados por el ser humano que éste elimina en forma de orina y heces y que van a parar, a través de los sistemas de saneamiento, a las estaciones depuradoras cercanas al entorno del parque.


Entre ellos se encuentran cinco antiinflamatorios, un estimulante nervioso –la cafeína-, dos antibióticos, dos reguladores de lípidos, un antiepiléptico, un betabloqueante y varias hormonas. Pero el fármaco más frecuente que se ha hallado es el ibuprofeno, que pertenece al grupo de los primeros. Tan sólo de éste, se vierten cada año unos ciento cuarenta kilos a estas aguas.

Según Alonso, «las tecnologías empleadas en el tratamiento de aguas residuales son insuficientes para eliminar totalmente estas sustancias y hoy sólo se eliminan algo más del sesenta por ciento, con variaciones significativas de un fármaco a otro». Por ello, recomienda que se intensifiquen los procesos oxidativos y de sistemas de membranas en las depuradoras.

Foto de las dunas de Doñana

Dunas naturales en el Parque de Doñana

Y todo ello porque, según parece, estos fármacos son muy peligrosos para algunas de las especies acuática presentes en Doñana. Fundamentalmente para la llamada Hydra attenuatta -un diminuto animal dotado de tentáculos y que se halla en aguas dulces- y también para el salmón atlántico. No obstante, aún deben comprobar si, como creen, estas sustancias resultan dañinas para otras especies, ya que sus efectos aún no han sido testados.

Es imprescindible que este problema sea controlado, pues Doñana posee una importancia capital para la flora y la fauna europeas y ya ha sido suficientemente perjudicada con el vertido tóxico de hace unos años.

Fuente: Servicio de Información y Noticias Científicas.

Fotos: Marismas de Doñana: Montuno en Flickr | Dunas en Doñana: Oseillo en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...