La deforestación de la Amazonía es fruto de un espejismo económico

Ya conocemos los efectos sobre el medio ambiente en Brasil y en todo el globo, la deforestación de la Amazonia es uno de los procesos acelerados de desgaste del planeta a mano del hombre. Pero ahora sabemos que esta industria no se debe a la poblacion local sino todo lo contrario.

Aprobado y aplicado por las Naciones Unidas, el IDH (Índice de Desarrollo Humano) se calcula sobre la base de tres criterios esenciales para la prosperidad de un pueblo: la esperanza de vida, el nivel de vida y la tasa de alfabetización. Este índice ayuda a evaluar el impacto de las medidas adoptadas por los hombres sobre la evolución de una población de una nación, o incluso a nivel local.

En el caso del Amazonas, el índice de desarrollo humano se ha calculado en varios lugares (exactamente 286 municipios) a lo largo de la línea de deforestación, así como aguas arriba, en las zonas en que se considera un éxito a nivel de explotación de territorios. El estudio, realizado por un equipo internacional de investigación y publicado el 12 de junio en la prestigiosa revista Science, muestra que si el índice de desarrollo humano a menudo evoluciona con mayor rapidez a lo largo de la línea de la deforestación, rápidamente cae al nivel de antes, incluso a un nivel menor en el área deforestada.

Deforestación Amazonía

Deforestación Amazonía

Muchos migrantes son atraídos por el canto de las sirenas de unos pocos interesados en la explotación de la Amazonía. Colonos, pequeños agricultores, agricultores en busca de tierras, comerciantes de todo tipo, incluso los explotadores de bosques y buscadores de oro son atraídos por la leyenda de Eldorado más de quinientos años después de la conquista de América. Menos pobres que la población local, tienen un efecto inmediato sobre el índice de desarrollo humano, y eso que a menudo también son pobres y su tasa de alfabetización es casi nula, menos educación que las personas de la tierra. Resultado, la contribución de la riqueza y el aumento del desarrollo local se debe casi exclusivamente a la tala en sí misma, acelerada por la construcción de nuevas carreteras pavimentadas y a la aplicación de una red de educación y salud por parte del gobierno.


Sin embargo, el bosque, casi exclusivamente dependiente del comercio de madera, está siendo rápidamente agotado y la línea de deforestación se mueve a gran velocidad. Según el estudio, el 75% de la tierra deforestada fue originalmente dedicado a la ganadería, pero más de un tercio de estas tierras ya han sido abandonados. En definitiva, el actual modo de desarrollo de la Amazonía está lejos de ser el deseable a causa de los actos que viene cometiendo el hombre. Al mismo tiempo, es necesario fomentar la reforestación mediante el fomento de la población local a participar en el desarrollo sostenible, por ejemplo mediante el pago de los habitantes de los bosques por los servicios prestados a los ecosistemas, como sucede ya en otras partes de Brasil.

Deforestación

Deforestación

Según Greenpeace, los ganaderos que practican la agricultura intensiva son responsables de la deforestación hasta el 80%. No es sorprendente que los recursos que se están agotando rápidamente los pastos y los rebaños se mueven con la línea de la deforestación. En los últimos años, una hectárea de bosque ha sido destruido cada 18 segundos por los ganaderos, dicen desde la asociación ecologista, al tiempo que destaca que un tercio del tonelaje mundial de carne de vacuno es de origen brasileño.

Imagen deforestación Amazonía de Nasa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...