Hacia una nueva calefacción más ecológica

Calentarse ha sido siempre una necesidad humana. El problema es hacerlo de la forma menos contaminante posible. Un grupo de científicos ingleses ha planteado un nuevo sistema de calefacción basado en minicentrales térmicas y biocombustibles.

La necesidad de calentarse ante las bajas temperaturas es tan antigua como la existencia del Hombre. Desde las hogueras hasta las modernas calefacciones, el ser humano ha utilizado muchos métodos para aliviar el frío.

El problema se plantea en la actualidad, ya que el uso indiscriminado de combustibles como el carbón o el petróleo para hacer funcionar aquéllas genera gran cantidad de gases de efecto invernadero que van a parar directamente a la atmósfera.

Foto de la Universidad de Manchester

Universidad de Manchester, donde se ha realizado el estudio

Esta circunstancia ha llevado a un equipo de científicos de la Universidad de Manchester a plantear un nuevo sistema de calefacción basado, por una parte, en lo que podríamos llamar minicentrales térmicas y, por otra, en el uso de biocombustibles. Con este nuevo método, las viviendas serían calentadas desde un punto central de cada barrio o urbanización –en lugar de las calefacciones individuales a que estamos acostumbrados- y se utilizaría la madera y otros materiales biocombustibles en vez de energías contaminantes.

En palabras de una de las responsables del estudio, Patricia Thornley, la utilización de madera como fuente de energía en las centrales eléctricas del Reino Unido supondría una reducción de los gases de efecto invernadero de más de un 84% y, si la calefacción y el agua caliente se distribuyese -según su modelo- por barrios o urbanizaciones, se llegaría hasta el 94% de disminución. Y todo ello con el añadido de que resultaría mucho más rentable.


El problema –siempre refiriéndonos al área concreta del Reino Unido, que es para la que se realizó el trabajo- es que los británicos carecen del suficiente material biocombustible.

En un estudio previo, estos investigadores habían calculado que la biomasa extraída de forma sostenible tan sólo podría satisfacer la demanda del 4,9% de la energía total que precisa el Reino Unido. El resto debería obtenerse por otras vías, tales como la importación.

Foto de residuos de madera

Los científicos proponen la madera como biocombustible

Pero, en cualquier caso, aprovechando esa biomasa autóctona, se podría evitar el envío a la atmósfera de una cantidad de dióxido de carbono equivalente a la producida por dos millones y medio de hogares, lo cual no es poco para empezar.

De todos modos, se trata de un proyecto que aún se halla en sus primeros pasos. Indudablemente, debe ser elaborado y perfeccionado en lo referente a la obtención de fuentes de energía, de tal modo que éstas se obtengan sin dañar al medio ambiente ni provocar consecuencias socioeconómicas no deseadas tales como el cierre de empresas y el envío al paro de sus empleados.

Fuente: Amazings Ciencias.
Fotos: Universidad de Manchester: Gene Hunt en Flickr | Madera: Eliazar en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...