Descubren nuevas especies en los fondos marinos

Los mares aún albergan muchos secretos para el ser humano, especialmente en su fondos. Por ejemplo, una exploración reciente ha descubierto una nueva especie que puede constituir un eslabón perdido en la evolución entre vertebrados e invertebrados.

Desde hace tiempo, la Ciencia ha vuelto sus ojos hacia el fondo de los océanos, sabedora de que los secretos que aún ocultan pueden resultar muy esclarecedores acerca de las teorías de adaptación al medio y de la evolución de las especies.

Foto del mar

El mar aún alberga muchos secretos

El hecho de que hasta hace poco tiempo resultase difícil llegar a esos lugares por las complicadas condiciones para la vida que poseen hace que sean poco conocidos. Temperaturas muy bajas y presión elevadísima los convierten en trampas mortales para el hombre. Pero, desde la aparición de sumergibles capaces de resistir estos elementos, los investigadores se han volcado en la exploración de las grandes fosas marinas.

Y, hasta ahora, las sorpresas han sido abundantes. La última es reciente: un grupo de científicos de dieciséis países, a bordo del buque RSS Cook, han descubierto diez posibles nuevas especies. La expedición se enmarca en el proyecto MAR-ECO y en ella participaron, entre otras, la Universidad de Aberdeen, la de Newcastle y el Centro Nacional Oceanográfico de Southampton.

Durante ella, han realizado más de trescientas horas de exploración subacuática a profundidades de tres mil seiscientos metros, mediante el vehículo que puede descender a cotas más bajas de profundidad de todos los existentes en el Reino Unido, bautizado como Isis.


Guiado por control remoto, exploró todos los recovecos existentes en la gran cordillera que divide en dos el Océano Atlántico. Curiosamente, los científicos pudieron ver la enorme diferencia existente entre la flora y fauna de un lado y otro de la cordillera. Mientras en el noroeste las paredes están casi desnudas de vegetación y la vida animal es escasa, en el nordeste existe una notable variedad, con esponjas, corales y erizos de mar.

Foto de un tiburón

Un tiburón se adentra hacia el fondo marino

Pero la mayor sorpresa que se encontraron fue la presencia de una nueva especie que podría ser un eslabón evolutivo perdido entre los vertebrados y los invertebrados. Una criatura sin ojos ni órganos sensoriales visibles y sin cerebro pero que posee en un extremo algo similar a una cabeza y en el otro una especie de cola y, por tanto, su cuerpo se asemeja al de los primitivos vertebrados. Y, junto a ella, varios animales marinos raros, algunos simples variedades de especies conocidas y otros desconocidos.

Pero el gran valor de esta expedición ha sido demostrar que los animales de las zonas costeras tienen poco que ver con los que residen en las grandes fosas centrales de los océanos. Es decir, que, tras ella, la Ciencia mirará de otro modo las profundidades oceánicas.

Fuente: Amazings.
Fotos: Mar: Sampitech en Flickr | Tiburón: Mike Pennington en Geograph.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...