Conejillos de indias domésticos

Un nuevo estudio realizado en uno de los esqueletos de conejillos de indias (descubierto en Mons, Bélgica en 2007) demuestra que las cobayas eran muy fácilmente accesibles para las clases medias – altas europeas.

Los comerciantes españoles introdujeron los conejillos de indias a Europa después de la conquista de Perú en 1532. Se han descubierto restos de tres de estos conejillos de indias en el registro arqueológico de Europa y el pensamiento histórico general es que las cobayas fueron los primeros animales exóticos para las clases altas, más allá de las mascotas comunes que son hoy en día. Un nuevo estudio realizado en uno de estos esqueletos (descubierto en Mons, Bélgica en 2007) demuestra que, de hecho, las cobayas eran muy fácilmente accesibles para las clases medias – altas europeas.

Las cobayas aparecen en varias pinturas a lo largo de la Historia

El estudio, publicado en el número de abril de la revista Journal of Archaeological Science , examinó los restos del esqueleto. Confirmaron que éste pertenecía a un conejillo de Indias doméstico. Los pueblos andinos domesticaron la cobaya salvaje aproximadamente 7000 años antes, de esta forma, cuando los españoles llegaron allí estas cobayas tenían claras diferencias morfológicas con respecto a sus primos salvajes.

Los investigadores también confirmaron con la datación por radiocarbono y las capas arqueológicas del lugar que el animal murió entre finales del siglo XVI y finales del XVII. El análisis isotópico de los huesos revela que se alimentaba de las sobras de la mesa, a diferencia de los conejillos de indias andinos que subsistían a base de maíz. Estas cobayas no servían como fuente de alimento y eran utilizadas únicamente como mascotas, ya que en los estudios realizados en los huesos no hay ningún signo de violencia.

El primero de estos tres esqueletos fue descubierto en Hill Hall, en Essex, Inglaterra. Los restos son del año 1575 aproximadamente, cuando Hill Hall fue propiedad de Thomas Smith, secretario del conde de Essex y embajador de Francia. La cobaya de Mons fue encontrada en las afueras del centro de la ciudad en el siglo 16. Era un pueblo residencial con casas bien equipadas.

Los conejillos de indias aparecieron en varias pinturas de la década de 1610, como El Jardín del Edén , Flora y Céfiro , el retorno de la guerra: Marte desarmado por Venus , Virgen y el Niño. Los usaban para representar la fecundidad y según la opinión de los expertos, lo adorable, la dulzura.

Los Historiadores de Arte que se encontraron con las importaciones del Nuevo Mundo en el refugio Real de Bruselas, y con la representación de estos animales en escenas mitológicas y bíblicas sugieren una asociación de prestigio, pero ¿quién sabe? Tal vez vio a los conejillos de indias en Levittown Mons en su lugar.

Imagen: History

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...