¿Qué es la teobromina?

La adicción al chocolate ya tiene un culpable.

choco

La teobromina es la protagonista de la chocoladicción.

Como todo en la vida existen cosas que las adoras o las odias rotundamente. Afortunadamente existe un porcentaje muy pequeño de personas que sufran desamor hacia el chocolate, tan milenario manjar es imposible de rechazar. Como amante incondicional del oro marrón conozco la historia de ‘cuando empiezo no puedo parar’, pero ¿de dónde proviene la chocoladicción? La respuesta está en sus componentes, y ese es el interrogante de hoy.

En 1842 el químico ruso, Alejandro Woskresensky decubrió en los granos de cacao una sustancia que llamó teobromina. Su denominación no es en absoluto casual, pues deriva de la palabra griega theobroma, que significa ‘alimento de los dioses’. Ya nos empieza a cuadrar todo. Esta sustancia es la verdadera culpable del placer de comer chocolate, pero tiene muchas más propiedades que vamos a conocer.

Desde sus orígenes este alimento dulce y tremendamente delicioso era todo un tesoro, pues los antiguos mayas reservaban el consumo de chocolate a las clases más altas de la sociedad. Menos mal que el cacao es un bien abundante, sino su precio sería altísimo seguro. Si bien es popularmente conocida la propiedad energética del cacao, pocos saben de su composición adictiva natural. Como decíamos, el origen está en la teobromina, se trata de un compuesto químico natural que también se encuentra en el café, por ejemplo. Los efectos son bastante similares, pues estimula el sistema nervioso, de ahí su propiedad excitante, aunque a un nivel mucho más bajo que la cafeína. Este proceso estimula también los sentidos, creando una sensación de placer en muchas personas cuando se ingiere. El chocolate puro tiene mucha menos teobromina, pues sus propiedades no se diluyen con la leche. Otros alimentos como el te o el guaraná también poseen este compuesto.

A parte de la estimulación suave del sistema nervioso y la sensación de bienestar o placer que produce el ‘alimento de los dioses’, también tiene otras propiedades beneficiosas. Actúa como un diurético suave, relaja los vasos sanguíneos, actúa como un afrodisíaco y ayuda a la relajación de los músculos. Algunos no estarán muy contentos de descubrir tantas cosas buenas en los componentes del chocolate, pues para la báscula no es tan beneficioso, pero estos atributos han colaborado en el campo médico para tratar muchos problemas. Desde enfermedades de corazón, hasta la insuficiencia cardíaca, la presión arterial o el asma entre otros.

Lo que para el ser humano es un placer, para los animales puede ser muy tóxico. El metabolismo de un perro, por ejemplo, es mucho más débil que el nuestro, con lo que cuando consumen chocolate su hígado no lo soporta bien y permanece en su sangre, pudiendo ser realmente dañino. Una leve dosis puede causar arritmias cardíacas y convulsiones, incluso la muerte.

Estamos perdidos, la industria del chocolate nos tiene dominados y no nos podemos resistir. Lo último para incrementar nuestro consumo es un reciente descubrimiento. Se ha localizado en Tanzania una variedad de cacao con un mayor contenido en teobromina, que magnificará el placer en cada bocado. La industria Magnum no ha perdido ni un segundo en reservar la mayoría de la producción de este tipo de cacao para patentar un nuevo producto. Por lo visto este año no habrá operación bikini.

Vía/ HSN Blog

Foto/ Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...