Dieta saludable: ¿cómo llevar una alimentación adecuada?

Nuestra salud depende, en muchos aspectos, de la dieta que realizamos habitualmente. Por tanto, una alimentación poco adecuada puede provocar serias enfermedades. Y, a pesar de las prisas cotidianas, no es tan difícil comer sano. Aquí brindamos algunas pautas básicas para hacerlo.

Para gozar de buena salud es imprescindible seguir una alimentación saludable que combine los distintos elementos que precisa nuestro cuerpo. Pero, en el loco mundo en que vivimos, donde todos andamos con prisas, ello no resulta tan fácil. Muchas veces, por falta de tiempo, recurrimos a todo tipo de comida precocinada que incluye conservantes y otros ingredientes perjudiciales que van minando nuestras defensas.

Sin embargo, llevar una dieta sana y equilibrada no es tan difícil. Distinto es el caso de las personas enfermas que, por prescripción médica, tienen prohibida la ingesta de determinados productos, como les sucede a los diabéticos o a quiénes padecen hipercolesterolemia. Pero los que gozan de buena salud no precisan complicarse demasiado la vida para llevar una correcta alimentación.

La dieta saludable debe incluir abundante fruta

La dieta saludable debe incluir fruta en abundancia

En este artículo, por tanto, hablaremos de la dieta adecuada para personas sanas. La primera pauta general que los expertos recomiendan seguir es tan sencilla como comer de todo, pues todos los alimentos contienen en su composición elementos necesarios para el organismo. No obstante, una vez asentado esto, hay una serie de productos fundamentales que debemos ingerir. Así, es imprescindible tomar a diario aceite, que aporta ácidos grasos fundamentales que nos protegen contra el envejecimiento celular. No obstante, es conveniente tomar poca cantidad –una cucharada sopera al día– y siempre crudo, nunca frito. Además, el mejor de entre ellos es el de oliva.

También es muy importante mantener un consumo elevado de minerales y vitaminas. Nos las aportan en gran cantidad las frutas y verduras, por lo que las ensaladas deben estar siempre presentes en la dieta. Así mismo, la sal es poco recomendable pues hace subir la tensión arterial por lo que debe tomarse en mínimas cantidades. También el azúcar, que es necesario, es recomendable tomarlo en pequeña proporción (puede sustituirse por algún edulcorante natural).

Igualmente, toda dieta debe contener una parte importante de calcio, necesario para los huesos. Por ello, conviene tomar leche y sus derivados –yogures, quesos-. Mejor si son desnatados. A la hora de cocinar, son esenciales los cereales y las legumbres así como el pescado. En cuanto a la carne, es más sana la blanca, es decir, la del pollo o el pavo, por ejemplo. Y, por último pero fundamental, debemos mantener un elevado consumo de agua -aproximadamente, un litro y medio diario-, que es sano tomar en forma de infusiones y diuréticos. En suma, llevar una alimentación equilibrada no es tan difícil y nuestro cuerpo nos lo agradecerá.

Fuente: Saber Vivir.

Foto: Bright Meadow.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...