¿Qué alimentos son los más caros del mundo?

Solo para excéntricos y terriblemente adinerados. Los alimentos más caros del mundo están al alcance de muy pocos.

trufa

Ejemplares de trufa blanca

Entre todos los alimentos que comemos cada día, existen paladares que prefieren algunos menos vulgares, solo al alcance de algunos privilegiados. Productos que ocupan las secciones gourmet más excéntricas para bolsillos rebosantes . Consumidores de lujo que buscan completar sus recetas con ingredientes raros y exclusivos que por su escasez se pagan a precio de oro.

Cuando hablamos de los alimentos más caros es inevitable dedicar un apartado el caviar, en concreto el de Almas. La traducción iraní es diamante, de su nombre apreciamos que es el más refinado que existe. Entre el color ámbar y el dorado este caviar se extrae de diferentes especies de esturiones del Mar Caspio en la costa de Irán. Muchos lo denominan caviar blanco y puede costar hasta 22.000 euros el kg. El caviar de beluga ronda el mismo precio y se obtiene del esturión beluga cuando alcanzan los 100 años. Comida de reyes sin duda, el resto deberemos conformarnos con burdos sucedáneos.

Otro de los alimentos más caros del planeta es la trufa blanca. Este hongo que crece donde nacen los robles solo se puede encontrar con la ayuda de perros o cerdos entrenados especialmente para la labor. Es originaria de la región del Piamonte, en el norte de Italia, y cada una puede alcanzar los 500 gramos. Su precio es una verdadera locura, y es que esta sabrosa trufa que comenzó decorando los gnocchi más exclusivos y los risottos mas sabrosos, ronda entre los 2.000 y 4.000 euros el kg. Aunque a nosotros nos parezca un precio desorbitado, los hay que han pagado mucho más. Stanley Ho, el dueño del casino de Macao en Hong Kong pagó 260.300 euros , unos 330.000 dólares, por 1,5 kg de esta exquisita trufa blanca.

El más caro del fondo marino es el atún de aleta azul, un ejemplar que puede alcanzar los 140 kg y bucea a gran velocidad. Desde hace unos años esta en grave peligro de extinción y su explotación está bastante regulada. Los amantes del pescado con gran poder adquisitivo dan fe de que se trata del más sabroso del mar, su precio se estima en 2.300 euros el kg, aunque en una subasta se llegó a pagar 580.000 euros. Una cifra escandalosa que algún empedernido del pescado con una riqueza curiosa no dudó en invertir.

La carne kobe o Wagyu es la más cara del mundo, y procede de las vacas japonesas Wagyu. Estos animales son alimentados con la mejor hierva y una estricta dieta que incluye cerveza y sake. Además reciben tratamientos como masajes para garantizar la suavidad de su carne. Cuidados que lógicamente se pagan, unos 850 euros el kg es el precio aproximado. Cuando está cruda tiene una apariencia vetada, músculo finamente  entremezclado con grasa monoinsaturada que cocinada se disuelve finamente en la boca y reduce el colesterol LDL.

Para acabar el recorrido por los ‘alimentos de oro’ vamos a hacer una parada en el café. Un producto que consumimos diariamente que alcanza su máximo exponente en la isla de Sumatra en Indonesia. Calificado como Kopi Luwak, tiene tanto reconocimiento porque apenas producen 227 kg de granos de café al año. Sin duda la mayor curiosidad es que el grano es tostado después de pasar por el sistema digestivo de una civeta, que son mamíferos parecidos a las comadrejas pero con el hocico más como una mangosta. El café se produce tras la recogida del excremento del animal. Aunque su producción nos parezca cuestionable su sabor debe ser excepcional, pues se paga mínimo a 240 euros el kg.

Alimentos curiosos para consumidores exigentes. No hemos tenido el placer de probarlos, pero por su precio esperemos que sean tremendamente deliciosos.

Foto/ Tuscanycious

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...