Cómo hacer tus propios donuts

Los populares bollos con agujero son el desayuno y merienda deseados por muchos niños y adultos. Aquí os dejamos la receta…

Los donuts están de aniversario. Los populares bollos cumplen 50 años de su llegada a España, sin haberse aclarado todavía su origen, el cual dicen que pertenece a otros países de Europa y que podría remontarse a la Edad Media. Una época en la que aún no tenían su popular agujero, que surgió de la necesidad de mejorar la cocción del donutsen 1847.

donuts

Los donuts se han convertido en uno de los dulces más populares en todo el mundo.

Pero historias a parte, desde nuestro blog no hemos encontrado mejor forma de celebrar el aniversario que traeros la receta. Así que, como de muchos otros dulces de los que os hemos hablado, aquí os dejamos cómo hacer los vuestro propios. En este caso hemos optado por su versión glaseada, la más clásica, pero si preferís hacerlos de otros sabores, en la red no os costará mucho encontrar otras recetas. Cabe advertir que la elaboración lleva bastante trabajo, pero el resultado merece la pena y no tendremos nada que envidiar a los que podemos encontrar en el supermercado. Los ingredientes para hacer unos 10 donuts son los siguientes:

  • 200 cc. leche, 1 huevo, 50 gr. de mantequilla, 2 cucharadas de agua, 375 gr. de harina, 80 gr. de azúcar,  250 gr. de azúcar en polvo, media cucharadita de sal, media cucharadita de esencia de vainilla y una cucharadita y media de levadura seca.

Una vez tengamos todo preparado sobre la superfície de trabajo, llega la hora de ponerse manos a la obra:

1. Preparar la masa. El primer paso es hacer la masa. Para ello calentaremos la leche y dejaremos que se enfríe un poco. Mientras se templa, batimos el huevo ligeramente y, por otro lado,  empezamos a mezclar en un un recipiente profundo la harina junto con los 80 gramos de azúcar, la sal y la levadura. Con todo bien unido, hacemos un agujero en el centro con las manos, y en él empezamos a verter la leche ya templada, el huevo y el agua. Tras ello, le añadimos la mantequilla, cortada en pequeños trozos y previamente ablandada (basta con sacarla unos minutos antes de empezar la receta del frigorífico) para que se distribuya bien en la mezcla.

2. Fermentación. Con la masa ya lista, la sacamos a una superfície enharinada y la amasamos hasta que nos quede elástica. Entonces, la pasamos a un nuevo recipiente, la tapamos y dejamos que fermente y suba de volumen. Para ello, lo mejor es dejarla en un sitio cálido durante un mínimo de una hora. Una vez que la masa crezca, la devolvemos a la superfície enharinada, donde la cubrimos con un trapo limpio y la dejamos reposar unos diez minutos más.

3. Hacer los donuts. Todo está preparado para darle forma a nuestros donuts. Separamos un trozo de masa, intentando que tenga el grosor habitual de un donuts. Con un molde circular o un pequeño cazo le damos la forma, mientras que para el agujero central nos puede servir un vaso pequeño. Una vez tengamos todos los donuts, cabe tener un poco más de paciencia, dado que lo más recomendable es taparlos de nuevo con el trapo y esperar hasta que queden ligeros (entre unos 45 y 60 minutos).

4. Freír y glasear. Tras la nueva espera, llegan los pasos finales. Calentamos el aceite (a unos 180 grados ,apróximadamente) e introducimos los donuts hasta que se doren ligeramente por uno y otro lado. Una vez estén listos, los dejamos escurrir sobre un poco de papel de cocina, y, mientras tanto, preparamos el glasaeado. Para ello, unimos la vainilla y el azúcar en polvo, y lo mezclaremos con tres o cuatro cucharadas de leche. El resultado lo vertimos sobre los donuts y, en cuanto se enfríen un poco, ya podremos llevárnoslos a la boca. Bon appétit.

Foto avlxyz

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...