¿Cómo hacer almejas a la marinera?

Te enseñamos cómo tienes que hacer almejas a la marinera de una manera tan simple que cualquier persona podrá prepararlas.

Saber cómo hacer almejas a la marinera puede ayudarte a preparar celebraciones que serán inolvidables. Es un tipo de receta que gusta a todos y que puede capturar toda la atención en la mesa por mucho que hayas preparado otros platos deliciosos.

Hay muchas recetas de almejas a la marinera, pero la que nosotros hemos elegido para enseñarte es una que resulta sencilla, que tiene un proceso fácil de seguir y que te garantiza unos resultados de primera.

¿Qué ingredientes necesitas para las almejas a la marinera?

Toma nota teniendo en cuenta que la propuesta que te hacemos es de una receta para cuatro personas:

  • 1 kg de almejas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolleta
  • Aceite de oliva (a ser posible virgen extra)
  • Perejil (tendrás que picarlo)
  • Sal
  • Harina (1 cucharada)
  • Vino blanco (1 vaso)

Receta de las almejas a la marinera paso a paso

Como vas a poder ver, es una receta muy sencilla. Comienza poniendo las almejas en un cuenco donde pongas tanto agua (mejor pasarte que quedarte corto) como la sal (dos cucharadas). Eso lo que hará será que las almejas liberen esa arenilla molesta que nadie quiere llegar a tener en su receta. Mientras estás poniéndolas en el cuenco fíjate en si hay alguna almeja que esté abierta o que se haya roto. Esos dos grupos de almejas te recomendamos tirarlos directamente a la basura, porque no son recomendables.

Las almejas tienen que quedar totalmente sumergidas dentro del agua. Así es como la sal irá haciendo su efecto y consiguiendo que toda la arenilla se desprenda. En pocos minutos verás que el agua se ha llenado de los restos desprendidos y sabrás que ya tienes las almejas listas para el siguiente paso. Pero, antes de eso, continúa con otros ingredientes.

Pica los ajos y la cebolleta. El resultado de este picado lo vas a echar en una sartén en la que hayas puesto aceite de oliva virgen extra. Deja que se frían durante unos minutos, pero sin que el ajo y la cebolleta lleguen a tener color de fritura. Antes de que eso ocurra, pon la harina y empieza a mezclar. Tendrás que seguir mezclando hasta el punto en el que la harina se haya disuelto en la mezcla de aceite, cebolleta y ajo. Cuando todo esté mezclado, sigue cocinando en la sartén durante unos minutos adicionales.

Después de esto no quites la mezcla de la sartén. En su lugar, echa el vino blanco. Deja que se cocine durante unos segundos y luego pon las almejas que ya habrán liberado toda la arenilla en el cuenco. Tienes que cocinar las almejas con cuidado y asegurándote de que se van haciendo bien hasta el momento en el que se hayan abierto al completo. Eso significará que ya están listas.

Luego pon un poco de perejil si te gusta el saborcillo que le da o deja las almejas tal y como han salido de la sartén. Haz una buena presentación en un plato y deléitate con las buenas impresiones que le producirán las almejas a la marinera a toda tu familia.

¿Qué hacer si hay almejas que no se hayan abierto?

¡No intentes abrirlas! Eso significa que no están en buenas condiciones. Es bastante frecuente que cada vez que cocinas almejas haya algunas que no se abran. No tiene que implicar que estén malas, pero las posibilidades de ello son muy elevadas. Por lo tanto, es mejor retirarlas y desecharlas.

¿Qué tipo de platos se benefician de unas almejas a la marinera?

Las almejas a la marinera, por sí solas, son una delicia. Pero también las puedes utilizar en otras recetas en las que serán un complemento ideal o que se convertirán en parte del elemento protagonista. Por ejemplo, es muy habitual combinarlas con pescados, como es el caso de la merluza. Las puedes utilizar como parte de la salsa que utilices para darle a este pescado un toque de sabor adicional muy delicioso.

Además, son habituales en forma de arroz. Hay quien las utiliza en la paella y quienes las ponen en una mezcla de arroz con otros tipos de pescado, como el rape. No te olvides del buen complemento que pueden representar las gambas en compañía de las almejas. Este tipo de sabores encajan muy bien entre sí y pueden garantizarte el éxito entre tus invitados.

¿Es mejor poner poco aceite cuando preparas almejas a la marinera?

¡Depende! Hay un motivo por el cual tendrías que reducir la cantidad de aceite que pongas en la receta. Todos sabemos lo bueno que es el aceite de oliva virgen extra, pero al freír, cualquier exceso de cantidad resulta poco bienvenido, al menos para la línea. Por ello, si lo que haces es intentar adelgazar, te recomendamos que pongas menos cantidad de aceite y que intentes limitarlo a lo largo de la receta. El sabor que tendrán las almejas será el mismo y tendrás que estar más pendiente de la sartén, pero como recompensa, lograrás mantener la ingesta calórica controlada.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...