Una posible explicación científica al fenómeno OVNI

Por fin, un astrofísico se ha atrevido a brindar una explicación científica al fenómeno OVNI. Se trata de Stephen Hughes y, según él, los avistamientos podrían deberse a un fenómeno poco frecuente conocido como rayo globular.

La existencia de seres extraterrestres y el avistamiento de objetos volantes no identificados es uno de los temas que más ríos de tinta ha hecho correr. Las polémicas entre los que creen en ello y los escépticos han generado tantas polémicas que enumerar tan sólo las más destacadas llevaría días.

Pero, por fin, un científico se ha animado a brindar una posible explicación racional al fenómeno. Se trata del astrofísico australiano Stephen Hughes, prestigioso profesor de la Universidad Tecnológica de Queensland, que ha publicado su trabajo en la prestigiosa revista científica de la Royal Society.

Foto de un rayo globular

Vista de un rayo globular

En el año 2006, una serie de sucesos extraños ocurrieron en la ciudad de Brisbane. Al tiempo que se desencadenaba una gran lluvia de meteoritos, un brillante objeto verde fue avistado por numerosos testigos deslizándose por las montañas próximas. Para tratar de explicarlo, una televisión local pidió a Hughes que lo investigase y, fruto de ello es este estudio.

Las conclusiones no dejarán muy satisfechos a los aficionados a la Ufología. Pero, aunque no les convenzan, tienen base científica. El investigador señala que esa luz verde era un fenómeno natural poco frecuente que se denomina rayo globular o centella. Éste tiene una forma esférica y, a diferencia de otro tipo de rayos, es persistente. Además, puede moverse o permanecer estacionario y suele producirse cuando existe una tormenta eléctrica.

Como ese día no existía tal perturbación, Hughes expone una posible variante: entre las capas más altas de la atmósfera –la ionosfera– y la superficie terrestre existe una corriente y ésta habría sido incrementada por el paso de los meteoritos y otras partículas, desencadenando el rayo globular.

Para explicarlo propone un ejemplo gráfico: «si pensamos en la ionosfera y en el suelo como las terminales de dos pilas y pones un alambre –en este caso, el meteorito- entre esas dos terminales y las corrientes eléctricas, obtienes literalmente una chispa».

Foto de Brisbane

Brisbane, donde se produjo el fenómeno estudiado por Hughes

La teoría de Hughes ya ha obtenido el respaldo de otros científicos. Así, por ejemplo, John Abrahamson, de la Universidad de Canterbury (Nueva Zelanda), quién ya había esbozado una tesis parecida hace diez años, la ha calificado como «relativamente factible». En su caso, atribuía la aparición de esos rayos globulares a bolas de gas ionizado que la electricidad elevaría de la tierra.

Mucho nos tememos que estas explicaciones, plausibles científicamente, no convencerán a los aficionados a la Ufología. Así que las polémicas continuarán por mucho tiempo y cada parte seguirá manteniendo su postura.

Fuente: Noticias de la BBC.

Fotos: Rayo globular: Anónimo en NASA | Brisbane: Tatejohnson en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...