SURA, el equivalente ruso del programa HAARP

El programa Sura es el equivalente ruso al proyecto HAARP, el que mediante la modificación de la atmósfera.

El físico ruso Gueorgui Vasíliev, de la Universidad Lomonósv de Moscú, acusa al departamento de defensa de los Estados Unidos de América como responsable de la terrible ola de calor que han sufrido sus compatriotas rusos este verano del 2010, llegando a alcanzar temperaturas de hasta 40 grados centígrados. ¿Cómo es posible que un país pueda de forma deliberada mandar sobre el estado climatológico de una parte del planeta?

Estación Sura, en Rusia

Todo se explica haciendo mención el programa HAARP (Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia), que lejos de ser un proyecto científico para estudiar el funcionamiento de la atmósfera y los efectos del cambio climático, tal como señala el departamento de Defensa Americano, sería un potente calentador de la Inonósfera que modificaría la electricidad que flota sobre la atmósfera, causando efectos sobre el clima que podrían dirigirse hacia una parte concreta del mundo.

Lo anecdótico de todo esto es como dice el refrán, “el ladrón creé que todos son de su misma condición”. Decimos esto porque Rusia también cuenta con su propio proyecto de calentamiento ionosférico. El nombre a dicho proyecto es SURA, que sería el equivalente al programa norteamericano que hemos mencionado antes.

SURA es un centro de investigación ubicado muy cerca de un pueblo ruso llamado Vasilsursk, a unos 100 Km al este de Nizhniy Novgorod. Este invento es capaz de irradiar unos 190 MW de potencia en ondas cortas. La instalación consta de tres transmisores de radiodifusión de 250 KW y una antena dipolo cruzado con dimensiones de 300 X 300 metros.

Esta instalación fue creada en plena Guerra Fría, en 1981 y con su uso, lo que se pretende es analizar el comportamiento de la ionosfera y el efecto de la generación de emisión de baja frecuencia sobre la modulación de la misma. Muchos aseguran que con la caída del régimen comunista ruso, el proyecto se canceló y que ha día de hoy no se utiliza.

La duda que nos queda a todos: ¿es cierto el poder que tiene estos inventos de cambiar el tiempo en una determinada zona geográfica?, porque si así fuese, ¿quién nos asegura que no se este utilizando en la actualidad? El clima esta cambiando y cada vez hay más desastres naturales. ¿Puede ser esto el efecto de la utilización de este invento, que si fuese ese su fin, deberíamos de hablar de arma de destrucción masiva?

El proyecto ruso, según aseguran, esta inoperativo, pero con el programa estadounidense se siguen haciendo pruebas. Así que no sabemos hasta que punto los cambios bruscos de tiempo que estamos sufriendo puedan ser fruto del invento HAARP. Pero si se trastoca el equilibrio natural de la tierra ¿qué repercusiones puede tener eso sobre el clima mundial? ¿Puede ser esta arma una espada de doble filo, como las armas biológicas, que se vuelvan en contra del propio atacante?

Esperemos que el mundo no se vuelva loco y que no empecemos una tercera guerra mundial con este tipo de armamentos, porque sería el fin de la humanidad.

Imagen: Dominio Público

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...