¿Quién piensa que los dinosaurios nunca existieron?

Hay distintas teorías que apoyan la idea de que los dinosaurios no existieron o tuvieron un origen distinto al conocido.

¿Los dinosaurios nunca existieron? Esta es otra de las teorías conspiratorias que circulan por la red y que se han vuelto extremadamente populares en los últimos años. Hay un gran grupo de personas, los “negacionistas de los dinosaurios”, que afirman que estas poderosas criaturas nunca existieron. ¿Cuál es su teoría? ¿Fue todo un invento de Steven Spielberg para participar en una de las sagas cinematográficas más famosas del cine? ¿O hay religión de por medio? ¿Por qué se encuentran fósiles si no existieron? ¿Quién los puso ahí para que los encontrásemos?

Lo que sabemos

Lo vamos a intentar resumir de una manera sencilla para no extendernos demasiado con lo que posiblemente ya sepáis. La extinción de los dinosaurios se produjo hace 65 millones de años. El motivo, no está claro del todo, pero hay muchas teorías, siendo la del asteroide la más aceptada de todas. También sabemos que los dinosaurios no convivieron con los cavernícolas, por mucho que las obras de ficción nos hagan pensar lo contrario (Los Picapiedra es ficción, no lo olvidemos).

Al margen de estas bases, hay mucha información técnica y conceptos adicionales. Por ejemplo, sabemos que algunos de los dinosaurios son antepasados de criaturas que existen en la actualidad: las aves. La existencia de estas es el resultado de la evolución de los terópodos, un dinosaurio de tierra que llegó a desarrollar alas. Con el paso de los tiempos, el tamaño de estos dinosaurios, que ya era de pequeño de por sí en comparación a otros saurios, se fue reduciendo cada vez más. Al final, acabaron convirtiéndose en las aves que existen hoy día y que admiramos cuando vuelan por el cielo.

La otra prueba de la existencia de los dinosaurios en el pasado son los fósiles o incluso los restos momificados de algunos dinosaurios que se han encontrado en distintas partes del mundo. Estas momias se conservan en tan buen estado que incluso, en algunas, se puede llegar a comprobar el contenido que tenían en el estómago las criaturas en el momento de fallecer.

¿Qué teorías existen sobre la existencia de los dinosaurios?

Hay distintas ideas que se han llegado a extender entre los negacionistas que optan por pensar que estas criaturas nunca existieron. Otras cuentan que los dinosaurios tuvieron un origen distinto al que conocemos y que desaparecieron por otros motivos. Cada una de ellas explora el fenómeno de los dinosaurios desde un punto de vista diferente tal y como vais a poder ver.

La teoría religiosa

Se puede ser católico y creer en los dinosaurios, eso no es problema. Pero hay algunas personas que abrazan teorías religiosas con la intención de explicar el origen de los dinosaurios de una manera distinta. Una de las más extendidas indica que los dinosaurios fueron creados por Dios en el sexto día de la creación. Según esta idea, los dinosaurios fueron concebidos en la categoría de “bestias de la tierra” y, originariamente, estaba escrito que solo se alimentarían de vegetales. Todos tendrían que haber sido herbívoros.

El problema llegó cuando Adán y Eva se salieron del camino que se había marcado para ellos y Dios hizo que la muerte llegase a todos los seres vivos a los que había dado manera. Esa condena provocó que se produjera un cambio en el universo y que los dinosaurios sufrieran modificaciones en su naturaleza genética. Comenzaron a comer carne y a sufrir enfermedades. A partir de ese momento, la muerte fue algo real.

Según esta teoría, no hubo meteorito, asteroide o volcán en erupción. Lo que ocurrió fue el Diluvio Universal, el cual se llevó por delante a todos los dinosaurios que eran demasiado grandes como para entrar en el arca de Noé. Pero si eso fue cierto, ¿Qué pasó con los dinosaurios pequeños que sí tuvieron espacio para sobrevivir dentro del gran barco?

Esta versión de la historia dice que, cuando terminó el gran diluvio cinco meses después de haberse iniciado, las condiciones sobre la Tierra cambiaron de manera drástica. Hubo muchos animales que se pudieron adaptar a este nuevo estado, pero otros no pudieron hacerlo y desaparecieron. Eso es lo que ocurrió con los dinosaurios. Así es, como, por otro lado, la historia en su vertiente religiosa conecta con la Edad de hielo, indicando que después del diluvio el clima era helado, muy frío y con una pequeña cantidad de vegetación. La falta de alimento no ayudaba al sustento de estas grandes criaturas, cuyos niveles de alimentación eran mucho más elevados que los de otros animales.

Otra versión de su desaparición: los dragones

Sin estar reñida con la teoría anterior, sino más bien de la mano, hay otra teoría que habla de cómo su desaparición se produjo de una manera diferente. Lo que cuenta esta versión es que los dinosaurios no desaparecieron debido a la caída del meteorito o similar, sino que llegaron a perdurar en la tierra y estuvieron sobre el planeta durante mucho tiempo conviviendo con los humanos. Las cantidades de dinosaurios se habían reducido de manera considerable, pero seguían existiendo.

Eso explica las leyendas de dragones que han perdurado en la cultura popular desde los tiempos medievales. ¿De dónde salió la idea de la existencia de criaturas aladas o de grandes dimensiones que tenían poder suficiente para devorar humanos como si fueran simples animales de granja? La teoría apunta a que se trataba de los últimos dinosaurios que quedaban sobre la faz de la Tierra. Y su desaparición se habría visto provocada por la caza constante a la que se vieron sometidos por parte de la humanidad.

Esta idea, como decimos, no se enfrenta a la religiosa. Se dice que, en el arca de Noé, sobrevivieron dinosaurios que también tenían un gran tamaño. Pero, llegado el contacto con la humanidad en tiempos medievales, donde los humanos ya tenían armamento poderoso, acabaron desapareciendo.

Una idea para destruir la fe católica

Una asociación conocida como Christians Against Dinosaurs hace campaña desde Estados Unidos para intentar que no se estudien los dinosaurios en las escuelas. Para ellos, la idea es que los dinosaurios fueron creados como forma de destruir la fe católica y reducir la cantidad de personas religiosas que hay en el mundo. Argumentan que, antes de 1800, no hubo nadie que hubiera hablado o hecho referencia a los dinosaurios. Se apoyan en que el texto Notice about Megalosaurus de William Buckland, de 1824, fue el primero en hacer referencia a la existencia de estas criaturas.

Dicen que alguna entidad u organización, que pueden ser desde los masones hasta cualquier otra orden oculta, se ocupó, en el pasado, de enterrar miles de fósiles a lo largo y ancho del planeta. Lo hicieron en silencio, sin que nadie se diese cuenta y en distintos lugares. Todo tenía que parecer natural. Enterraron huesos partidos, fósiles a medias y estructuras que harían que los paleontólogos del futuro tuvieran trabajo de investigación para realizar. Además, estos propios maquinadores, se habrían ocupado de calcular hasta el último detalle del descubrimiento de los dinosaurios de manera gradual, asegurándose de que, incluso cientos años después, todavía se siguen encontrando nuevas especies (tal y como, indudablemente, está ocurriendo).

Un juego para poner la fe a prueba

Como veis, la mayoría de las teorías acaban estando relacionadas con la religión y la fe. Otra de las teorías que circulan por el mundo indica que los fósiles también fueron enterrados en el mundo. Pero, en este caso, no fue una asociación o un grupo secreto quien lo hizo. Hay dos teorías que hablan de ello. La primera de ellas dice que quien los enterró fue el mismísimo Dios. Lo que estaba haciendo era poner a prueba la fe de las generaciones futuras. Dios quería comprobar si el descubrimiento de los dinosaurios, algo que apoyaría el desarrollo de teorías como la de la evolución y la creación de la vida de una forma no religiosa, harían que la humanidad perdiera la fe.

La otra de las ideas indica que quien enterró los fósiles fue el mismísimo Satán. El motivo sería conseguir reducir la cantidad de personas creyentes que habría en el mundo en el futuro. De ser así, solo habría sido un paso más en el camino del demonio para lograr que su batalla final contra Dios se decantase por una victoria para su lado.

Son la creación de un grupo de científicos

Esta es otra de las teorías que se defienden por parte de algunos negacionistas. Dicen que todo viene de muy atrás y que se trata de un bulo que fue creado por un gran grupo mundial de científicos que buscaban recaudar dinero y fondos para otras investigaciones. Habrían llevado la mentira hasta el máximo de los niveles con la intención de tener una base sobre la cual asentar sus carreras y su modo de vida.

Para que esto fuera cierto, tendría que seguir existiendo ese grupo que, en secreto, continuaría enterrando fósiles y distintos materiales que permitieran continuar con la mentira. Eso también alimentaría a todas las personas que trabajan en paleontología y generaría millones por negocios derivados. ¿Cuántas cosas que conocemos están relacionadas con los dinosaurios? Películas, cómics, series de dibujos animados, juguetes, libros e incluso las famosas galletas de dinosaurios que todos hemos comido alguna vez desde niños.

El multimillonario negocio de los dinosaurios sería, en realidad, una mentira. Hay quienes creen que eso explicaría porque, en un momento determinado, se descubrió que los dinosaurios tenían plumas cuando, en el pasado, no se había dicho nada al respecto. Según esta teoría, solo fue una manera de mantener vivo el interés y reflotar la popularidad de los dinosaurios en un tiempo en el que no pasaba por su mejor momento.

Al ritmo al que va la ciencia, posiblemente en el futuro se llegará a clonar algún dinosaurio y será lo que ayude a que el mundo entero crea en ellos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...