¿Qué hizo que los tiburones casi se extinguieran en el pasado?

Debido a un evento no explicado, los tiburones se encontraron al borde de la extinción hace 19 años.

Los tiburones existen desde hace 400 millones de años. A lo largo de ese periodo de tiempo se han enfrentado a algunos de los mayores peligros existentes y, según un nuevo estudio, estuvieron a punto de extinguirse. Eso fue hace “no tanto”, hace 19 millones de años. En aquella época, “ocurrió algo” que empujó a los tiburones a la casi extinción. No se sabe qué pasó. Por ahora no hay pruebas determinantes que dejen claro qué es lo que llevó a que este poderoso ser vivo pudiera estar casi a punto de desaparecer. Pero las cantidades de tiburones se redujeron de forma drástica.

La doctora Elizabeth Sibert, de la Universidad de Yale, es quien ha hecho las últimas investigaciones acerca de lo que les podría haber ocurrido a los tiburones. Se habla de la extinción masiva del Pérmico-Triásico, la gran produjo la desaparición de la práctica mayoría de especies del mundo. Ese periodo se produjo hace 252 millones de años y no solo marcó el inicio de un cambio de periodo, sino que produjo que la mayor parte de especies del mundo desapareciera. El mundo, en aquel entonces, era muy distinto.

Eso se produjo porque los niveles de oxígeno y las temperaturas aumentaron de una forma desorbitada. Las especies existentes en aquella época, no lo resistieron. El 70% de las especies de tierra se extinguió. Y el 96% de las de mar, también. Los tiburones estuvieron en ese 4% de supervivencia, lo que resultó absolutamente espectacular en cuanto a lo que se conoce sobre ellos en capacidad de salir adelante ante la adversidad.

Esa extinción masiva se llevó por delante a la mayoría de mamíferos y de reptiles. En los océanos acabó con los peces y las criaturas marinas que existían, tanto de grandes como de pequeñas dimensiones. Las especies que sobrevivieron no lo tuvieron fácil. Una gran parte de ellas se enfrentó a la extinción poco después, puesto que la situación las dejó tan malheridas que no tuvieron la posibilidad de sobrevivir. Otras sí lo lograron y, en un periodo de 30 millones de años, consiguieron ir evolucionando hasta que la Tierra volvió a tener niveles de fauna como los de antes de la gran extinción.

Lo siguiente que ocurrió en la Tierra fue el asteroide. Hace 66 millones de años, no tanto si lo comparamos con la cantidad de tiempo que los tiburones llevan en nuestro planeta, la colisión de un asteroide produjo uno de los mayores cambios en la superficie del planeta. Lo más importante es que el asteroide acabó con el reinado de los dinosaurios, las criaturas de mayores dimensiones y ferocidad que han llegado a poblar la Tierra, al menos hasta donde sepamos. No obstante, los tiburones, sobrevivieron. Ellos estaban antes de los dinosaurios y también permanecieron después. La cantidad de tiburones que desapareció debido a los efectos del asteroide fue de alrededor el 30% de la especie. Un 70% sobrevivió, lo que se puede determinar como un gran éxito para su especie en su momento.

Pero, con el paso del tiempo, los tiburones se enfrentaron a una gran amenaza que les empujó casi hasta la extinción. Fue, como decíamos, hace 19 millones de años. En los registros científicos no hay ningún indicio o descubrimiento sobre una catástrofe que encaje en la fecha. No hay explicación, motivo ni justificación. Pero se sabe, por las investigaciones realizadas, que, debido a algo que ocurrió, un 90% de los tiburones desapareció de “la noche a la mañana”. Solo quedó un 10%, lo que los colocó al borde de la extinción en la situación más dramática que llegaron a vivir como especie. La explicación de ese evento catastrófico es lo que está intentando encontrar la profesora de la que hemos hablado en el inicio del artículo y que no deja de investigar el suelo oceánico para encontrar información y pistas que le permitan encontrar la respuesta.

¿Qué hace que una de las especies más preparadas para la supervivencia pierda un 90% de sus individuos en un breve espacio de tiempo? Es algo que ocurrió en el Mioceno, pero en ese periodo de tiempo no hay registros sobre algo que ocurriera y que llegara a impactar en el mundo. Antes de ese periodo, las temperaturas de la Tierra estaban cambiando, la Antártida obtuvo esas masas de hielo tan características, pero en general, la temperatura aún era cálida, nada que pudiera haber provocado un evento de extinción.

Los océanos del mundo ya se encontraban con un aspecto bastante similar al actual en cuanto a estructura y disposición, si bien las especies que habitaban en ellos aún no eran las actuales. Entre las especies que se generaron en los océanos destacaron las focas y las ballenas, pero ninguna de ellas podría haber sido responsable de esa casi extinción de los tiburones. En la tierra ya aparecían especies que conocemos, aunque en sus formas más primitivas, como los rinocerontes, los caballos o los gatos. ¿Había algo en los mares que produjo el riesgo de extinción de los tiburones?

Se piensa que descubrir qué es lo que pasó puede ayudar mucho a que la Tierra se prepare ante otros eventos que cambien el rumbo de la existencia de distintas especies. Por ello, no van a dejar de investigar. Una de las teorías es que se produjo algún tipo de virus o infección entre los tiburones que derivó en que fallecieran con rapidez y que no permitieran que la especie tuviera la oportunidad de generar suficientes individuos como para mantener sus números. Eso hubiera dejado solo vivos a los tiburones más resistentes o que hubieran desarrollado defensas contra la infección. El problema, es que una teoría como esta es muy complicada de confirmar, por lo que se requieren estudios aún más profundos.

Otro de los problemas de este evento de extinción es que los tiburones nunca llegaron a recuperarse en cuanto a volumen y presencia en los océanos. Es decir, fue una situación dramática y es importante que se pueda aprender sobre ella para poder evitar momentos peligrosos en el futuro. La doctora Elizabeth Sibert dice que “la biología está intentando decirnos algo, y yo creo que necesitamos escucharla”.

Son muchas las especies de tiburón que se han extinguido, como es el caso de los Squatiniformes, Xenacanthiformes, Hybodontiformes, Synechodontiformes o Symmoriida, así como otras variantes de mayor antigüedad. Los tiburones sobreviven, pero no como en el pasado. La humanidad sigue temiéndolos, pero no por ello hay que ser menos respetuosos con una de las especies que ha demostrado una mayor capacidad de supervivencia ante los cambios del planeta.

Como curiosidad, añadir que el término “tiburón” fue utilizado por primera vez en español por Cristóbal Colón en sus diarios en el año 1493. Se supone que utilizó el término tiburón que ya usaban los habitantes de las Antillas en la era de la colonización española. Para encontrar el origen del término en inglés, “shark”, habría que remontarse al año 1569, en el cual lo acuñó Sir John Hawkins en una expedición. En su caso, parece que se inspiró en el término alemán “schurk”, que viene a ser una persona que transmite poca confianza o que tiene maldad.

Desde siempre, hemos visto al tiburón como una especie letal, pero conviene recordar que, como tantas otras, estuvo al borde de la extinción. Esperemos que, algún día, lleguemos a conocer el motivo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...