¿Qué hacer si te ataca una ballena?

Las ballenas no suelen atacar ni intentar comerse a las personas, pero es algo que ha ocurrido en ocasiones y para lo cual es mejor prepararse.

Hace tiempo os hablamos de qué hacer si os ataca un tiburón. Esa es una situación dramática, porque las opciones de sobrevivir se reducen de forma notable. Otra posible situación en el mar es que te ataque una ballena. Lo primero que hay que decir, en este sentido, es que las ballenas no suelen atacar a las personas. Son casos muy aislados, pero hay registros de que han ocurrido. Algunos de estos ataques se pueden producir por error, pero no por ello dejan de ser menos peligrosos.

Las ballenas abren la boca de par en par con el objetivo de tragar todos los peces y el krill. Si en ese momento en el que están aspirando todo lo que tienen delante, hay una persona delante de ellas, se puede producir la desgracia de que la ballena se trague también a la persona.

Esto es lo que le ocurrió, por ejemplo, al pescador Michael Packard, que se encontraba trabajando cuando, en el momento en el que se sumergió con su traje de buzo, sufrió un golpe seco al agua y fue tragado por una ballena. Al principio, lo primero que pensó es que se trataba de un tiburón, pero al tocar la boca no encontró ningún tipo de diente y eso le tranquilizó. La relajación duró poco, puesto que la ballena le absorbió como parte de su merienda.

Lo que ocurrió a continuación fue, según relata el pescador, que se pasó entre 30 y 40 segundos dentro de la ballena. La criatura hizo pensar al pescador, que estaba al borde de la muerte, porque en principio se esforzó mucho por ser capaz de absorberle. No obstante, tras esos terribles segundos en el interior de la ballena, el animal dio un salto hacia la superficie y movió la cabeza para poder expulsarlo de su interior. Tal y como dicen los expertos, la ballena interesada en tragarle, tanto por no ser un alimento natural para ella por, posiblemente, las consecuencias que podría haber tenido para su organismo.

Por ello, la ballena remedió su error lanzando al pescador al exterior con fuerza. Tras ello, el hombre quedó flotando en el agua totalmente en shock por lo que había pasado y por haber sobrevivido, algo que nunca hubiera imaginado que pasaría. Los expertos coinciden en que fue un error, una casualidad y algo que no es habitual que ocurra.

Otra de las explicaciones es que las ballenas tienen gargantas muy pequeñas que solo están entrenadas para tragar alimentos de tamaño reducido. Por lo tanto, cuando el cuerpo del hombre se acercó a la garganta, el animal sabía que tenía que expulsarlo para no ahogarse. No obstante, hay una excepción, los cachalotes son conocidos por tener gargantas mucho más grandes. La buena noticia es que no es habitual, nada habitual, que estas criaturas ataquen o se coman a los humanos (aunque podrían). Con las orcas también hay que tener cuidado, aunque los únicos ataques a humanos que se han registrado, en este caso con resultados mortales, han sido con ejemplares que se encontraban en cautividad. Para bien o para mal, estos ataques no se produjeron de forma que las ballenas se tragaran a los humanos, pero acabaron con su vida de igual manera.

¿Qué hay que tener en cuenta para sobrevivir o evitar la muerte con una ballena? Lo primero es que seamos muy cuidadosos en los parques acuáticos y que no caigamos en una de las piscinas donde están las ballenas en cautividad. Pueden ser muy peligrosas y, algunas de las muertes que se han producido en este contexto, han sido porque personas ajenas a los centros se cayeron en las piscinas.

Además, al hacer buceo, hay que evitar moverse con focas y vestir de una manera en la que tengamos los colores de estas o de los tiburones. Las ballenas atacan ambas especies, así que hay que cuidarse de que no cometan un error. También hay que evitar bañarse con ellas si están alimentándose, porque una ballena hambrienta puede perder el juicio, o si están apareándose. También hay que tener cuidado si vemos ballenas muertas en el agua o en la playa. En el primero de los casos, atraerán a tiburones y otros depredadores, mientras que las que estén en la orilla o la arena se exponen a que desde su interior se produzcan explosiones que pueden acabar con la vida de quienes estén cerca.

Por último, si te encuentras ante una ballena y no sabes cómo actuar, haz lo siguiente. Mantén la calma, ten un poco de paciencia si todo parece lo peor, porque si te han agarrado, lo más posible es que te suelten. Prepárate para nadar a la máxima velocidad para llegar a tu barco, barca o a la orilla. Así es como podrás salvar la vida. No te expongas a que la ballena te agarre dos veces, porque tienen una fuerza increíble.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 4
Loading ... Loading ...