¿Qué ha desvelado el Pentágono sobre la actividad extraterrestre en 2021?

Se confirma que las imágenes y los vídeos filtrados recientemente sobre objetos voladores no identificados son ciertos.

Quién nos iba a decir a nosotros que, en 2021, íbamos a tener la oportunidad de distraernos con nueva información extraterrestre. Porque a la vista de cómo está el mundo, lo último en lo que pensamos es en aliens y seres de otro mundo. No obstante, desde Estados Unidos nos llegan nuevos detalles que el Pentágono se ha visto obligado a publicar debido a la filtración de una serie de fotos vídeos que confirman que los OVNIs son reales.

Primero, tengamos en cuenta que no hablamos de OVNI como el platillo volante que ha popularizado el cine, los cómics u otros medios culturales. Estamos hablando de Objetos voladores no identificados. Es decir, que eso que no se ha identificado y que estaba por los cielos de lo que habla el Pentágono podría ser cualquier cosa. El problema es que no hay nada con lo que encaje, lo que ha llevado a que reciba el título en cuestión.

Las imágenes las captaron miembros de la Marina norteamericana, que los catalogan como UAP, o lo que es lo mismo, fenómenos aéreos no identificados. Tenían forma triangular y parpadeaban mientras se encontraban en el cielo. En el año 2019 se captaron otras imágenes que entraron en la misma categoría, pero que tenían formas distintas, como de esfera, de objeto metálico o de bellota.

No son las primeras veces en las que se publican vídeos o imágenes de este tipo de fenómenos UAP. En 2004 y 2015 aparecieron documentos del gobierno en los que pilotos de los Estados Unidos se quedaban asombrados por el alto nivel de velocidad a la que se movían esos objetos del cielo. Uno de los pilotos exclamó al verlos “¡Mira esa cosa tío, está rotando!”.

Pero, aunque se confirman estos avistamientos, lo que no hace el gobierno es desvelar información del progreso de su investigación o de los descubrimientos que están llevando a cabo (si realmente han descubierto algo). No parece que estén obligados a ello por mucho que sí hay normas y leyes sobre el papel que hoy día les presionan para que hagan públicos descubrimientos como los de las imágenes. Lo que también han dicho representantes del gobierno norteamericano es que se han producido este tipo de avistamientos en el mundo entero desde hace tiempo y que el material que se ha mostrado públicamente es solo una pequeñísima parte de todo el que existe en realidad.

Por lo tanto, cada vez podemos ir confirmando más que hay vida ahí fuera o que hay “algo” que desconocemos. Y poco a poco se está haciendo cada vez más visible. Es posible que llegue el día en el que finalmente la humanidad dé el paso y conozca a otras civilizaciones. Uno de los rumores más extendidos apunta a que esos otros mundos, que están más avanzados que nosotros, se encuentran esperando al momento en el que la sociedad llegue al punto en el que pueda encajar en la actividad interplanetaria. Es decir, sería como si a ojos de las otras especies fuéramos cavernícolas que, poco a poco, hemos ido acercándonos a una posición en la que será razonable tratar con nosotros.

Podríamos llegar a dar validez a una teoría como esta, pero quizá todavía nos encontremos lejos de alcanzar ese nivel de inteligencia o serenidad al que se nos estaría sometiendo. Vemos que en el mundo hay demasiados problemas y guerras o tiranías como para que estemos ya en una posición como esa, sobre todo, si esas otras especies no tienen la intención de convertirse en la solución para todos nuestros problemas.

Otra idea es que todos esos avistamientos son drones o iniciativas tecnológicas que tienen un origen dentro de nuestro planeta por parte de científicos, inventores o ejércitos que están probando nuevos medios con los que conquistar los cielos. Para todos los escépticos que piensan que no hay vida fuera de la Tierra y que es imposible que lleguemos a conocer a extraterrestres, esta teoría resulta mucho más viable. También fue lo que ocurrió cuando, en el inicio de la pandemia, se comenzaron a ver extraños objetos surcando los cielos. En ese momento el mundo entero se sorprendió de lo que pasaba en España y de lo que se podía ver por la ventana en ciertos momentos.

Después se descubrió que eran los satélites que se están desplegando por el mundo entero para llevar Internet a todas las partes del mundo y realizar otros experimentos. Por lo tanto, no se puede dar nada por sentado y, mucho menos, la existencia de vida inteligente en la galaxia.

Si nosotros, desde estas líneas, tuviéramos que apostar por algo, diríamos que sí hay más civilizaciones ahí fuera. Pero posiblemente todavía queden muchos muchos años hasta que lleguemos a tener un contacto con ellos, o quizá incluso nunca lleguemos a tenerlo. Pero hay muchas preguntas sin respuesta relacionadas con la historia de la humanidad que, de esta forma, podrían ser respondidas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...