¿Qué es el pollo del infierno?

El pollo del infierno representa a un nuevo dinosaurio que ha sido encontrado en Norte América y que ya está confirmado de manera oficial.

Un dinosaurio encontrado en Norte América

Últimamente estamos rodeados con noticias relacionadas con el mundo de los dinosaurios. Si hace unos días conocíamos la existencia pasada del Torvosaurus gurneyi, ahora tenemos ante nosotros una nueva especie de dinosaurio que ha recibido un nombre bastante más llamativo: el pollo del infierno. Conocido específicamente como Anzu wyliei en su nombre científico, la particularidad de este dinosaurio radicaba en su particular tamaño.

El tamaño era mucho más reducido al de otros dinosaurios. Medía 3 metros y medio de largo y su peso era de 272 kgs. No se trataba precisamente de un pollo como conocemos a este animal, pero su aspecto así nos hacía pensar en ello. Los científicos han mencionado algunos detalles interesantes acerca de este dinosaurio que vivió en el periodo Cretácico hace 66 millones de años.

Si analizamos su aspecto, y es por eso que se le ha denominado de forma coloquial como el pollo del infierno, nos recuerda a un emú. Algunos de sus rasgos más identificativos se encontraban en sus garras, en que tenía un pico sin dientes y que su cuerpo estaba cubierto de plumas. Su estudio está dando mucho trabajo a los científicos, que no le habían dado mucha prioridad al dinosaurio por mucho que sus retos fueran encontrados de manera originaria hace más de una década. Ahora, en los últimos días, se ha desvelado la información oficial que los amantes de los dinosaurios esperaban conocer.

Aunque es cierto que el apodo del pollo del infierno es bastante simpático, hay que intentar recordar al dinosaurio por su nombre científico, el cual, eso sí, difiere del de muchos otros dinosaurios. Su origen, dicen los científicos, que es una combinación de referencias. Lo primero que han hecho ha sido adoptar el nombre del hijo de un donante del museo en el cual se encuentra el Anzu. Esta persona se llama Wylie J. Tuttle, lo que ha ayudado a crear el nombre. Además, la otra parte de la inspiración viene de una criatura mitológica en forma de demonio con plumas.

Aunque su tamaño es menor al de otros dinosaurios de la época, especialmente de su aspecto, el pollo del infierno tiene el título de ser el oviraptorosaurio más grande de entre todos los que han sido encontrados a lo largo de la historia en Norte América. Más allá de los restos, lo que hemos podido ver ha sido la imagen artística que ha realizado Mark Klingler para el Museo Carnegie de Historia Natural. En él nos podemos hacer una idea de cómo era este dinosaurio y los vínculos que tenía con otros dinosaurios de la época.

Vía: Mashable

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...