¿Qué animales están en peligro de extinción en la actualidad?

Animales comunes como el lobo o el rinoceronte se encuentran en peligro de extinción en nuestro planeta.

Los expertos avisan: nos encontramos dentro del sexto evento catastrófico se extinción en masa por el que ha pasado el planeta a lo largo de la historia. Este evento comenzó hace 10 mil años y se ha visto acentuado por la forma en la que los humanos han extendido su control, influencia y presencia a lo largo del mundo. Los anteriores eventos de extinción se dieron en periodos del pasado, siendo el que corresponde al Cretácico-Paleógeno el que acabó con la mayoría de los dinosaurios. En ese caso, el responsable fue un asteroide, pero en la actualidad, los responsables de las extinciones de todo tipo de especies son los humanos.

Dicen estos especialistas que, en los últimos 100 años, se ha perdido lo que, en tiempos normales del pasado, habría costado 10000 años perder. Y el problema es que las especies en extinción continúan desapareciendo y aumentando su volumen de riesgo. Por supuesto, todavía se puede actuar y hacerlo podría suponer que animales que están en riesgo de desaparición, puedan sobrevivir. No obstante, es complicado.

¿Qué especies están en peligro de desaparición?

Hay animales que ya han desaparecido, como es el caso del lobo de Tasmania, la vaca marina de Steller o incluso el dodo, que a priori parece un animal que podríamos llegar a encontrarnos en cualquier zoo. Lo que les ha ocurrido a estas especies podría pasar también con los jaguares, uno de los mamíferos que, en ocasiones, no se comprende cómo puede llegar a estar en situación de extinción. Un jaguar resulta un animal común, un animal que podríamos creer que campa a sus anchas en su hábitat y que no tiene ningún tipo de problema. No obstante, el jaguar está en peligro de extinción. Decirlo puede resultar tan raro como si, en el futuro, decimos que el león también está en peligro de extinción.

Para entender el riesgo al que se expone el jaguar solo hay que ver que, en los últimos años, la especie ha desaparecido de dos de los países en los que estaba presente. Eso significa que, esas regiones donde antes había familias de jaguares, ahora no tienen ni siquiera uno. La tendencia es preocupante, ya que, mundialmente, la cantidad de jaguares se ha reducido a la mitad en los últimos 150 años. Esto no habla bien sobre lo que se puede esperar de la especie en el futuro.

Algo similar ocurre con los lobos, otro animal común que entenderíamos que forma parte de nuestro mundo y cuya cantidad de especímenes debería ser realmente alta. Por desgracia, los lobos también están desapareciendo. En la actualidad, la cantidad de lobos que hay en Estados Unidos solo representa un 10% de los que había con anterioridad. Esa pequeña cifra expone al animal a un evento de extinción que podría ser inevitable si no cambian las prácticas de caza que se llevan a cabo en el país.

Otros animales que están en riesgo son las Ballenas francas del Atlántico Norte, que siempre han supuesto una presa jugosa para los pesqueros y balleneros del mundo. Pero la situación es tan crítica que, hoy día, se estima que solo quedan entre 300 y 400 ejemplares de estas ballenas. Eso podría significar que, si no se detiene su cacería, la especie podría llegar a desaparecer en un pequeño espacio de tiempo. También ocurre algo similar con los elefantes y los rinocerontes, cuya caza debido al valor que tienen sus cuernos y marfil, ha derivado en que la cantidad de unidades también se reduzca de una forma dramática.

¿Qué está causando la extinción de los animales?

La caza es uno de los principales factores que juegan un peso importante en la desaparición de las especies. Por desgracia, si bien hay organismos que actúan para proteger a los animales, es complicado llegar a impedir que se produzcan incidentes en los que se cacen especímenes. Otro de los factores es la destrucción que se está produciendo de los hábitats naturales de los animales. A medida que la expansión de la civilización se lleva a cabo, hay más zonas que eran hogar de los animales y que quedan inutilizadas para estos. Eso genera una situación de riesgo a la que los animales no siempre pueden sobrevivir.

Desgraciadamente, el tráfico ilegal de carne, piel u otros elementos, como el marfil que hemos mencionado, también representa una causa responsable de la extinción. Por mencionar otros factores, no hay que dejar de lado ni la contaminación, ni la introducción de especies invasivas que rompen la cadena alimentaria, elementos que tampoco generan un buen resultado en los animales. Otras causas no están bajo el control del hombre, como es el caso del cambio climático o de las enfermedades que se pueden generar y expandir entre animales sin que haya control. Por desgracia, todo ello influye en la desaparición de especies que, en el pasado, poblaban el mundo en gran número.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...