¿Por qué los camellos tienen jorobas?

Entre las curiosidades que refleja el aspecto físico de algunos animales, sin duda una de ellas es la de las jorobas de los camellos. Pero, a diferencia de las protuberancias de otras especies, ésta tiene una utilidad básica para la vida del animal. Y no es la de almacenar agua, como comúnmente se cree, sino tejido graso, que, al situarse ahí y no repartido por todo el cuerpo, como ocurre en otros seres vivos, evita su sudoración y, así la pérdida de ese elemento. Ello les permite mantenerse sin beber durante varios días.

Entre los elementos curiosos que tienen en su aspecto físico los animales, no deja de llamar la atención las jorobas que presentan los camellos en su lomo. Son dos amplias protuberancias –en el camello, el dromedario sólo tiene una- situadas en la parte superior del mismo. Y, como la Naturaleza es sabia, por supuesto, tienen una utilidad.

Ésta no es –frente a la creencia común- almacenar el agua para que resistan sin beber. El agua –pueden beber cien litros en diez minutos y almacenarla- se conserva en el torrente sanguíneo. No obstante, la función de las jorobas guarda relación con ello. Trataremos de explicarlo.

Los camellos no almacenan el tejido graso, que sirve como apoyo nutritivo, repartido por todo el cuerpo como, por ejemplo, ocurre en los humanos, sino precisamente en las jorobas. Ello se debe a varias razones.

Camello

Camello

En primer lugar, al concentrar la grasa en las jorobas, evitan la sudoración del resto del cuerpo y, con ello, la pérdida de agua. Es decir, solamente sudan por sus jorobas. Así, cuando el animal está agotando sus depósitos de grasa, éstas se presentan flácidas e incluso colgantes.

Asímismo, las jorobas sirven al animal como escudo frente a los rayos del Sol. Como nota curiosa, señalaremos que, mientras un ser humano comienza a sudar a temperaturas exteriores de poco más de veinte grados, el camello no lo hace hasta que se alcanzan los cuarenta y uno, valor que soportan sin excesivo esfuerzo.

Por otra parte, no deja de tener interés cómo estos animales pueden absorber tal cantidad de agua en tan poco tiempo. Si una persona bebe de golpe una cantidad elevada de agua, corre el riesgo de padecer un shock e incluso morir. En cambio, el camello puede beber mucha más sin problemas. Ello se debe a su especial metabolismo: su estómago e intestinos absorben el agua muy despacio, favoreciendo así el equilibrio. Además, su plasma sanguíneo y sus glóbulos rojos aumentan su proporción de agua (éstos últimos aumentan su volumen hasta un 240 por ciento sin romperse), retornando, a medida que el líquido es consumido, a su tamaño normal.

Camellos en la Playa

Camellos en la Playa

Por todo ello, estos animales tan resistentes son muy útiles en zonas desérticas o áridas ya que, además, proporcionan leche y su pelo sirve para elaborar ropas. Y, en último extremo, se puede comer su carne. Por algo los beduinos lo llaman ‘ata Allah’ o ‘regalo de Dios’.

Fuentes:

Camellos Safari
Saber Curioso: La Joroba del Camello

Enlaces:

Para saber más sobre el tema: Características de los Camellos

Imágenes

Camel ferus bactrianus por BS Thurner Hof en Wikimedia Commons
Heliload Beach por Andrea Prave en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...