Los océanos, un tesoro en peligro

El 71% de la superficie de la Tierra se encuentra ocupada por los océanos, es decir las tres cuartas partes de nuestro planeta. Los océanos no son sólo el agua y las especies que lo habitan. Los océanos lo constituyen todos los fenómenos y lugares asombrosos que se dan en él y que no dejan de asombrarnos cada vez que los contemplamos ya sea directamente, en nuestras costas, o por medio de los grandes documentales que llegan a nuestras pantallas.

El 71% de la superficie de la Tierra se encuentra ocupada por los océanos, es decir las tres cuartas partes de nuestro planeta. Que tal extensión del planeta se encuentre rodeada de agua, tiene como principal consecuencia, la tremenda diversidad que albergan estas zonas, las cuales desde hace ya varias décadas están siendo puestas en un terrible peligro para su supervivencia tal y como hoy las conocemos.

Los océanos no son sólo el agua y las especies que lo habitan. Los océanos lo constituyen todos los fenómenos y lugares asombrosos que se dan en él y que no dejan de asombrarnos cada vez que los contemplamos ya sea directamente, en nuestras costas, o por medio de los grandes documentales que llegan a nuestras pantallas.

A pesar de la extensión de nuestros océanos, como media, la profundidad estos es muy escasa. En la región más profunda, la fosa de las Marianas, en el Pacifico occidental, dicha profundidad alcanza los 11.000 m, profundidad que supera la altura de la montana mas alta de la Tierra, el monte Everest, de 8.863 metros.

Un aspecto fundamental que caracteriza a nuestros océanos es la salinidad. Nuestros océanos contienen diversos tipos de sustancias sólidas en disolución, entre las cuales las mas abundantes son el sodio y el cloro que, en su forma sólida, se combinan para formar el cloruro de sodio, más conocida como sal común y que junto a el magnesio, el calcio y el potasio, formar cerca del 90% de los elementos disueltos en el agua de mar.



Como media un 3,5%, del volumen del agua del mar corresponde a diversas sustancias en disolución. Cuando se dan proceso de evaporación a gran escala, desaparecen de los mares grandes cantidades de agua, aunque las sustancias disueltas permanezcan disueltas. Esta característica y otras características determinarán la mayor o menos salinidad de ciertas regiones marítimas.
Por ejemplo, en aquellas regiones donde el agua marina esta confinada o no se puede mezclar fácilmente con la de un océano mas extenso, como ocurre en el Mediterráneo y el mar Rojo, la salinidad se torna en mayor proporción. Sin embargo en las regiones polares, la salinidad es escasa debido a que durante los meses de verano, el hielo se funde, diluyéndose en el agua y rebajando, por lo tanto, dicha concentración salina. Otro ejemplo de baja salinidad también se da en el mar Báltico, el cual al estar unido al océano Atlántico y al ser distribuido en él gran cantidad del agua de las desembocaduras de numerosos ríos, caracteriza su también baja salinidad.

La salinidad que condiciona de forma destacada la vida en los océanos no caracteriza otros fenómenos que nos son más familiares. Dado que el agua del mar rara vez se encuentra quieta, debido a la relación gravitatorio que mantenemos con nuestro satélite, la Luna, así como a los vientos, este movimiento va a provocar uno de los fenómenos que mejor conocemos de nuestros océanos, las olas, corrientes y mareas

Las olas se producen gracias al viento que sopla sobre la superficie del mar empujándolo en la dirección de este. Se puede calcular la altura de una ola teniendo en cuenta la velocidad del viento, del tiempo que ha estado soplando y de la distancia recorrida por la ola. Las olas mas grandes, que algunos expertos denominan “olas monstruo”, pueden llegar a alcanzar los 30 metros de altura. La mayor ola registrada alcanzó los 34 metros de altura.

Las mareas, tienen su origen en la atracción atracción gravitatoria que ejercen la Luna y el Sol sobre la Tierra. Esta influencia gravitacional producto de las masas de ambos cuerpos celestes, provoca los cambios que vemos sobre el nivel de los océanos.

Por último, no podríamos dejar de hacer mención a la zona de mayor diversidad de vida del planeta, las regiones coralinas. Arrecifes, atolones e islas de coral son las estructura vivas mas grandes que se dan en el nuestro planeta y las que más peligro corren debido a los cambios climáticos y a la actuación directa del hombre sobre estos hábitats.
Estas estructuras se extienden a lo largo de cientos de kilómetros proporcionando alguno de los paisajes mas bellos de la naturaleza, fuente de inspiración para muchas personas y autores que han imaginado e imaginan en ellos, paraísos divinos.

Estas estructuras, además de ser las masas vivas mas extensas del planeta, constituyen uno de los hábitats naturales mas diversos y espectaculares en lo que vida marina se refiere. En medio de innumerables especies de coral duro, que se adaptan a las diferentes condiciones existentes en cada parte del arrecife, se encuentran, el coral blando, las anémonas de mar entre otras muchas especies.

Lo que mas sorprende a quienes observamos estas superestructuras de vida, son las grandes concentraciones de peces multicolores y especies raras y extravagantes.

Los corales no pueden sobrevivir en agua dulce, ni tampoco si la temperatura del agua desciende por debajo de los 20 grados centígrados. En consecuencia, su existencia se limita principalmente a mares calidos, tropicales y subtropicales, aunque es posible encontrar arrecifes de coral en torno a las costas de las Bermudas en el Atlántico.

Así pues, tras todo lo dicho, ¿porque seguimos llamando a nuestro planeta, planeta Tierra en vez de planeta agua o planeta azul?, se debe quizás a la ignorancia todavía existente en muchos ámbitos respecto a nuestros océanos?

Si la depredación humana de los océanos no cesa y no se comienza a adoptar otros modelos de explotación, pronto (algunos experto hablan de mitad del siglo XXI), muchas de las principales especies marinas se habrán extinguido para siempre. ¿Queremos de verdad que eso ocurra?

FUENTES GRAFICAS: WikiCommons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...