La música de las tormentas solares

Las tormentas solares están de moda este año, más porque hemos sufrido dos de estos grandes fenómenos y parece que aún seremos testigos de alguna tormenta solar más antes de que acabe el año. Claro que, la próxima de estas tormentas no sólo podremos verla sino también oírla gracias a un nuevo invento.

Las tormentas solares están de moda este año, más porque hemos sufrido dos de estos grandes fenómenos y parece que aún seremos testigos de alguna tormenta solar más antes de que acabe el año. Claro que, la próxima de estas tormentas no sólo podremos verla sino también oírla. Robert Alexander, un investigador y compositor de la Universidad de Michigan, ha ideado un método para su estudio sonoro que permite escuchar por primera vez los destellos y el embate de las ondas de plasma de este fenómeno espacial.

La próxima tormenta solar también podremos escucharla

Para este fin, Alexander empleó los datos del instrumento Espectrómetro de Plasma con Imagen Rápida de la UM instalado en la sonda espacial Messenger de la NASA que orbita a Mercurio, y del Observatorio Solar y Heliosférico de la NASA, que se encuentra a aproximadamente 1,6 millones de kilómetros de la Tierra.

El proyecto capta y registra las ondas magnéticas en una cadencia de sonido original de 44.100 hercios, reproduciéndolos en menos de un cuarto de segundo. Ése es uno de los beneficios de la «sonificación» de los datos: se puede revisar en un instante la información correspondiente a varios días.

La sonificación no es un fenómeno nuevo.
La «sonificación» es el proceso que traduce la información en sonidos. Se usa en los detectores Geiger de radiación, que emiten crujidos en la presencia de partículas de alta energía.

No se usa, normalmente, para recoger patrones en la información, pero los científicos en el Grupo de Investigación Solar y Heliosférica de la UM exploran su potencial en este terreno. Y esperan que Alexander lo haga posible.

No sólo es ciencia.
Cierto es que la codificación de la información obtenida del viento solar a través del sonido aportará gran información sobre cómo se comportan las olas de plasma caliente, pero Alexander pretende ir más allá.

Durante un tiempo las películas eran mudas y el público aceptaba que las cosas fueran así«, dijo. «Tenemos todo ese material de alta resolución acerca de lo que ocurre en la superficie del Sol, y es silencioso. Yo estoy creando una banda de sonido”, explicó el científico.

Así Robert Alexander pretende vincular ciencia y música, no sólo obtener datos, sino hacerlo con armonía y clase.

Imagen: Cecilia_ en Arte y Fotografía

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...