Isis y Osiris

El Mito cuenta que Isis y Osiris eran una pareja de dioses. El hermano de ambos, Set, celoso por su amor, encerró a Osiris en un sarcófago de plata y lo echó al río. Es la historia d la búsqueda sin cesar.

Los habitantes del Antiguo Egipto tenían creencias y rituales muy diferentes a los que tenemos en occidente actualmente. Esto todos lo sabemos, todos conocemos las historias sobre pirámides y oscuros ritos sobre disecciones mortuorias y dioses con cabezas de animales. Pero es mejor ponernos a pensar ¿Tan diferentes somos?

La respuesta es que no, todas las creencias religiosas y muchísimas costumbres que hoy en día son moneda común en Europa y América tienen mucho que ver con las que tenían los pueblos antiguos: egipcios, griegos o asirios. El hombre cambió muchas cosas con el correr de los años, como la tecnología y los métodos, pero sigue teniendo las mismas costumbres.

Los hombres se reúnen a orar en sus templos, los hombres se reúnen a divertirse con espectáculos y en plazas recreativas. Además todas las culturas, a su manera, tienen rituales mortuorios. Algunos queman a sus muertos, otros los entierran ¿Qué tiene de extraño que los egipcios momificaran a sus reyes y profetas? ¿Acaso Stalin no está embalsamado en una tumba de cristal bajo la plaza roja de Moscú?

¿Tan extraño es pensar que un Faraón sea la representación de Horus, el dios más poderoso, en la tierra, para gobernar entre los mortales? No lo es si pensamos que el Papa, el jefe del Estado del Vaticano, es llamado el hombre más cercano a Dios.


Si mantenemos estas cuestiones frescas en la mente podemos entender algo: el hombre necesita tener creencias, tener fe, tener algo de que aferrarse cuando no tenga ya más nada. Además, el hombre siempre querrá respuestas a sus preguntas. Si tenemos la seguridad de que existe una entidad suprior que en algún momento nos pueda responder, podemos vivir en paz. Todas esas son razones para la existencia de la religión.

Muchas historias de la Biblia cristiana son reescrituras y representaciones de escenas míticas y legendarias de culturas anteriores. Son conocimientos y recuerdos que acompañan al hombre hace muchos miles de años.

El ejemplo más claro de esta relación entre la Biblia y los relatos mitológicos egipcios es la relación y paralelo que se puede establecer entre la Virgen María, la madre de Cristo, e Isis, la esposa de Osiris. Estos dos dioses egipcios son los protagonistas de una de las historias más interesantes de toda esta cultura.

La Virgen María y la diosa Isis, ambas representan la maternidad, la devoción e innegable amor de una madre. Isis fue madre de Horus, el dios halcón, el dios que, según otros relatos, es el creador del universo. Es la representación de la procreación y la agricultura. Es el modelo a seguir de todas las mujeres. Isis, tuvo sacerdotes y cultistas por muchos lugares fuera de Egipto, incluyendo España e Inglaterra, además de Grecia y Roma. Esto explica cómo el personaje fue tan difundido con los siglos, y llegó hasta los romanos en la época de nacimiento de la nueva religión, que adoraba a un profeta judío, hijo de un carpintero.

Antes que todo esto ocurriera, antes que el mundo tomara forma, según los relatos egipcios, existían, sobre la tierra dos seres: Ra, el dios sol, y Nut, la diosa cielo. Ella fue la creadora de la tierra y las estrellas. Se dice que Nut, paría todas las mañanas a Ra, y a la noche lo engullía, para comenzar nuevamente el ciclo por la mañana. Nut fue sorprendida por su marido contemplando a Geb, el dios Tierra. Como castigo Ra le prohíbe parir. Ella, triste, acude a Tot, el dios de la sabiduría.

Tot concibe un juego de cartas para jugar con la diosa. Y le hace una apuesta: si él gana, ella debe entregarle los rayos del cielo. Finalmente, él gana, y con cada uno de los 5 rayos que Nut le cedió, Tot crea un día, para agregarlo al calendario. En cada uno de esos días nació un niño dios, todos hijos de la diosa.

Tot, el dios de la sabiduría, es además una deidad mortuoria, es el guardián del libro de los muertos. Es además quien está allí cuando las personas mueren, esperando para enjuiciarlas, y pesar su corazón en comparación con una pluma, para saber si merecen o no resucitar.

Uno de los hijos de Nut era Osiris, el dios faraón, el pueblo lo amó. También Isis, la diosa maternal, la guardiana de los conocimientos de la cosecha. También Set, Horus y Neftis.
Set, envidiando a Osiris por tener por esposa a Isis, invita a su hermano y a otros dioses a una fiesta en la que se regalará un sarcófago de plata (con el tamaño exacto de Osiris). El sarcófago se le regalará a quien entre perfecto en él.

Set arroja el sarcófago, con su hermano adentro, al río. Isis busca a su esposo por todo el mundo, vaga por todos lados sin sentido ni dirección. Lo que no sabe, al llegar a la ciudad de Biblos, es que iba a tener suerte. El rey de Biblos había visto como el sarcófago plateado chocaba contra un sicomoro (un árbol sagrado) que crecía hasta el cielo, y lo había recogido.

En la ciudad sagrada de Biblos se le confían los niños del rey para que sea su nodriza, al igual que a Démeter en la mitología griega cuando busca a su hija Perséphone. Cuando ella s revela como diosa, el rey devuelve el sarcófago, pero antes que Isis pueda tenerlo, Set aparece y descuartiza a Osiris en 14 partes. Cada una de ellas es arrojada a algún sitio de Egipto.

Nuevamente Isis debió emprender su búsqueda, que duró años, finalmente encontró 13 de las partes y volvió a ensamblarlo. La única parte que no pudo encontrar fue el falo, que había quedado perdido en las profundidades del Río Nilo. Ella igualmente logra resucitarlo, pero él ya no es el mismo y se convierte en un dios d la muerte y la resurrección.

El Mito de la Resurrección vegetal tiene mucho que ver con esta historia, ya que el dios muere y revive. Es muy curioso que en muchos de los mitos egipcios Isis tenga características muy similares a la de la Virgen María, pero que en este mito en especial sea Nut la que cumple ese papel. Nut, la madre de los dioses.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...