El sentido del humor de Albert Einstein

Aunque la Ciencia es algo muy serio, los científicos no tienen por qué ser adustos o carecer de sentido del humor. Y qué mejor ejemplo que Albert Einstein, creador de la Teoría de la Relatividad, para demostrar que también pueden ser graciosos.

Indiscutiblemente, la Ciencia es algo muy serio. A ella se deben grandes descubrimientos y avances. Pero, aunque algunos científicos mediocres se empeñen en aparentar lo que no son presentándose como personas sesudas y adustas, la Ciencia también puede ser divertida y sus protagonistas poseer sentido del humor.

Y quién mejor para ilustrarlo que uno de los más grandes científicos del siglo XX, nada menos que Albert Einstein (Ulm, Alemania, 1879-1955), el creador de la Teoría de la Relatividad, que también era un hombre dotado de un sentido irónico del humor que, a buen seguro, dejaría descolocados en muchas ocasiones a sus colegas. Pero, como éste trata de ser un texto que nos relaje y haga sonreír un rato, lo mejor será pasar a enumerar algunos ejemplos.

Foto de Albert Einstein

Albert Einstein recibiendo un galardón

Cuando divulgó su famosa teoría, Einstein se convirtió en objeto de culto para algunos científicos pero también en una figura denostada por otros. Y, por supuesto, siempre perseguido por la prensa. Por ello, en una ocasión, llegó a afirmar: «He llegado a ser algo así como un rey Midas, pero con la diferencia de que, a mi lado, no se convierte todo en oro sino en una especie de circo».

Igualmente, al difundirse la Teoría de la Relatividad, todos los científicos que trabajaban en áreas relacionadas con ella se pusieron a diseccionarla, algunas veces sin tener mucha idea. Ello llevó a Einstein a decir: «Desde que los matemáticos la han tomado con la Teoría de la Relatividad, ni yo mismo la entiendo».

En este sentido de la relación con otros científicos, el sabio germano sabía muy bien de lo inútil de tratar de discutir con ellos. Por eso, cuando le preguntaron acerca de ello, respondió: «Aprendí hace muchos años a no perder nunca el tiempo tratando de convencer a mis colegas».

Por otra parte, aunque es considerado uno de los creadores de la bomba atómica, Einstein era pacifista. En una ocasión, le pidieron que aventurase qué armamento se utilizaría en la Tercera Guerra Mundial. Entre triste y sarcástico, el sabio respondió: «No tengo ni idea, pero sí se con cuáles se luchará en la Cuarta: palos y mazas».

Foto de algunas frases de Einstein

Retablo que recoge algunas frases de Albert Einstein

Precisamente, ante los que lo acusaban de ser el creador de la destructiva bomba citada, respondía: «El problema del Hombre no está en la bomba atómica, sino en su corazón». Y, en esta línea de escasa fe en la raza humana, señalaba: «Hay dos cosas infinitas. El Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro».

Estos ejemplos demuestran que el cultivo de la Ciencia no tiene por qué estar reñida con el humor. Y alguien como Albert Einstein constituye una excelente muestra de ello.

Fuente: Imprescindibles de la Ciencia.

Fotos: Albert Einstein: Dantadd en Wikimedia | Frases de Einstein: Alberto Verdoy en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...