El oxígeno envuelve una de las lunas de Júpiter

Una nave espacial de la NASA ha detectado oxígeno alrededor de una de las lunas heladas de Saturno, Dione. El descubrimiento apoya la teoría que sugiere que todas las lunas cerca de Saturno y Júpiter podría tener oxígeno a su alrededor.

Una nave espacial de la NASA ha detectado oxígeno alrededor de una de las lunas heladas de Saturno, Dione. El descubrimiento apoya la teoría que sugiere que todas las lunas cerca de Saturno y Júpiter podría tener oxígeno a su alrededor.

Algunas lunas de Júpiter podrían tener oxígeno

Los investigadores dicen que el hallazgo aumenta la probabilidad de encontrar los ingredientes necesarios para el surgimiento de vida en una de las lunas que orbitan estos gigantes de gas, según el estudio ha sido publicado en Geophysical Research Letters.

Según Andrew Coates, co-autor del University College de Londres, Dione no tiene agua líquida y por tanto no tiene las condiciones para albergar vida. Sin embargo, es posible que otras lunas de Júpiter y Saturno sí que las tengan. «Algunas de las otras lunas tienen océanos líquidos y por lo tanto, vale la pena mirarlos más de cerca en busca de signos de vida«, dijo el profesor Coates.

El descubrimiento fue hecho por la nave espacial Cassini, que voló alrededor de Dione hace casi dos años. El instrumental de a bordo de la sonda no tripulada, detectó una fina capa de oxígeno alrededor de la luna, tan delgada, que los científicos prefieren llamarla «exosfera» en lugar de atmósfera.

Pero el descubrimiento es importante porque sugiere que hay un proceso que se está realizando en torno a los gigantes gaseosos del sistema solar, Saturno y Júpiter, en los que el oxígeno se libera de sus satélites helados. Parece ser que partículas altamente cargadas de los cinturones de radiación de gran alcance de los planetas, dividen el agua helada en hidrógeno y oxígeno.

Se piensa que la hermana de Dione, Enceladus, puede albergar un océano líquido bajo su superficie helada. Lo mismo se cree con Europa, Calisto y Ganimedes, que orbitan Júpiter. El profesor Coates se encuentra entre un grupo de científicos que presionan a la Agencia Espacial Europea para enviar una nave para explorar las lunas heladas de Júpiter, conocida como misión Juice. «Estos son lugares fascinantes para buscar signos de vida«, dijo.

Como Titán, el mayor satélite de Saturno, su atmósfera de nitrógeno y metano es una reminiscencia de la Tierra primitiva, según el profesor Coates. «Puede ser como una Tierra, esperando a que el Sistema Solar se caliente«, dijo. La NASA está desarrollando una propuesta para enviar una nave de aterrizaje, o un módulo de aterrizaje, para que flote en uno de los lagos del planeta.

Imagen: Fotopedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...