El Gnomo de Gerona

Uno de los engaños más grandes que hemos visto sobre criptozoología fue sin dudas el Gnomo de Gerona. Aquí contamos su historia, para quienes aún no la conocéis.

Representación del Gnomo de Gerona

Representación del Gnomo de Gerona

Uno de los engaños más grandes con el que nos hemos topado fue el famoso Gnomo de Gerona. Quizás muchos aún creáis que si se trata de un animal fantástico, pero personalmente creo que sólo fue un timo donde unos pocos tuvieron sus cinco minutos de fama. Nada más.

Para quienes no conocéis la historia aún, o no la recordáis, os comentaré una de las tantas que hay en todas partes, pero esta es la más acertada o al menos aceptada. Para ello debemos remontarnos al año 1989 a Gerona, en Cataluña.

En un bosque al parecer, unos excursionistas vieron huir un animal muy velozmente y tras un breve lapso de tiempo, lograron capturarle encontrándose con un espécimen de lo más extraño pues no era frecuente toparse con algo así.


Con 12 cm de extensión y sin pelos, presentaba piel azulada, ojos rojizos y largas orejas, teniendo en sus extremidades los dedos unidos por membranas. Es decir una especie de animal con patas de reptil para ser más específicos.

Rápidamente fue llevado y encerrado en una jaula donde al parecer murió al día siguiente (muchos dicen a los cuatro días). Luego fue entregado a Ángel Gordon, un famoso parapsicólogo catalán quien lo conservó en un frasco con formol.

El Gnomo de Gerona en formol

El Gnomo de Gerona en formol

Tras varias investigaciones, los hombres de ciencia llegaron a la conclusión que se trataba de un feto de un rumiante el cual tendría tres meses de gestación por lo que todo fue tomado por un engaño.

Muchos lo asocian con «Papá Pitufo» y quienes habéis crecido con dichos dibujos lo recordaréis a la perfección 🙂 ¿Por qué un timo? Pues apenas si fue fotografiado y los «testigos» o los excursionistas mejor dicho, jamás volvieron a aparecer.

El famoso Gnomo de Gerona quedó en la nada. Muchos aún sostienen que se trata de un animal oculto, un duende probablemente, pero esa teoría no la puede, precisamente, sostener nadie. No hay una prueba que así lo diga sino que se ha llegado a la conclusión que ha sido todo un enorme engaño.

Y más cuando se descubrió que los excursionistas no existieron sino que el animal fue encontrado muerto ya por un vecino de Gerona. En fin, muchos podemos estar ansiosos de descubrir animales ocultos y demás seres de leyenda, pero de allí a creer que somos tontos creo que hay un largo trecho…

Imágenes: Anomalia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...