El Endevour buscará la antimateria

La antimateria es una fuente de energía mucho más poderosa de la materia que los expertos creen que constituye más del 90 por ciento del Universo. Encontrarla y averiguar cómo crearla daría una solución a los problemas energéticos del planeta. Y eso es lo que se pretende con el último viaje del Endeavour.

La antimateria, una fuente de energía generada en los primeros instantes del Universo que tiene un potencial energético millones de veces mayor que la materia y que está formada por antielectrones y por positrones (antiprotones).  Hasta tal punto es elevado ese poder energético que con sólo 250 gramos de antimateria se podría llegar a Marte en 1 día y a la Luna en 8 minutos.

Así no es extraño que las potencias internacionales estén cada vez más interesadas en encontrar  esta antimateria y ponga todos los medios a su alcance para conseguirlo. De hecho, el Endeavour que se prepara para su última misión (arrancará el próximo 29 de abril)  tendrá un papel importante en este objetivo y pondrá rumbo a la Estación Espacial Internacional (ISS) para entregar el Espectómetro Magnético Alfa AMS-02, un ‘buscador’ de materia que forma parte de un experimento científico en el que participa España junto a otros 16 países.

El Endeavour relaizará su último viaje a la Estación Espacial Internacional buscando antimateria. Imagen: International Space Station Imagery en Wikimedia Commons

Según ha señalado la Agencia Espacial Europea (ESA), el AMS-02 probará el campo «poco explorado» de los rayos cósmicos de alta energía para la búsqueda de señales de la antimateria producida en los primeros instantes del Universo; y la búsqueda de señales de partículas de materia oscura y el estudio de sus propiedades.

Y es que , las teorías más aceptadas apuntan a que la materia y la antimateria se crearon  a la par aunque ahora esta última  «parezca haber desaparecido del Universo que se conoce hoy en día». En cuanto a la materia oscura, destaca que aunque representa alrededor del 90 por ciento de la masa del cosmos aún no se ha medido de manera directa como lo hará el espectómetro AMS-02.

España ha participado «de forma decisiva» en la construcción del AMS-02, según ha destacado el Ministerio de Ciencia e Innovación. Concretamente el Centro de Investigaciones Energéticas y Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat) ha creado uno de los detectores de este instrumento denominado Ring Imaging Cherekov (RICH), que aportará parte de la información «fundamental» –velocidad y carga eléctrica de las partículas cósmicas– que se espera en esta misión.

Para ello, el detector incluye un radiador dual, un reflector cónico, una matriz de 680 fotomultiplicadores y toda la electrónica de adquisición de datos. El Ciemat también ha sido el responsable de la caracterización de componentes de las pruebas de validación del detector con rayos cósmico y haces de partículas, ha apuntado el ministerio, que ha explicado que cuando la máquina comience a registrar mediciones, los datos registrados serán transmitidos vía satélite con destino a distintos centros de investigación espacial, como Florida, Alabama y Texas en Estados Unidos; y también la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) en Ginebra. En ellos serán procesados y analizados y distribuidos a los centros de investigación que participan en el proyecto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...