Detectado el rastro de un agujero negro que engulló a una estrella del tamaño del Sol

Los agujeros negros ocultan aún muchas incógnitas para la Ciencia. Pero lo que se sabe impresiona. Así sucede con la imagen de uno de ellos engullendo a una estrella del tamaño del Sol y esto es lo que los científicos creen que ha sucedido en una galaxia lejana.

Los agujeros negros continúan siendo hoy un tema que presenta numerosas incógnitas para los científicos. Pero, en cualquier caso, lo que se sabe de ellos realmente resulta impresionante.

Así, por ejemplo, investigadores de la Universidad de California -con participación de los expertos del Gran Telescopio Canariashan detectado a través de las imágenes captadas por el satélite Swift de la NASA, un rastro de rayos gamma que parece revelar como un enorme agujero negro ha engullido a una estrella del tamaño de nuestro Sol.

Foto que recrea un agujero negro

Recreación artística de un agujero negro.

En principio, pensaron que la emisión de estos rayos que detectaron el pasado veintiocho de marzo se debía a estallidos que se producen cuando mueren estrellas muy masivas.

Pero, a diferencia de lo que ocurre en estos casos -la intensidad se pierde en muy poco tiempo-, los que avistaron, no sólo mantenían su brillo sino que, además, éste cobró mayor intensidad hasta en tres ocasiones en las siguientes cuarenta y ocho horas, llegando a luminosidades mucho más potentes que cuando se produce aquél fenómeno.

A la vista de tan extraña explosión, que ha sido bautizada como ‘Sw 1644+57’, los científicos comenzaron a investigar su origen y han determinado que se produjo en otra galaxia distinta a la nuestra, situada a una distancia de 3,8 millones de kilómetros.

Asímismo, como decíamos, creen que el fenómeno fue causado por la actividad de un agujero negro supermasivo situado en el núcleo galáctico. En palabras de Juan Carlos Tello, uno de los responsables de la investigación, «el estallido podría deberse a la ruptura y caída hacia el agujero de parte del gas de una estrella próxima».

Por su parte Joshua Bloom, otro de los científicos, explica: «Hemos desarrollado un modelo para explicar los datos recogidos: un agujero negro se ‘traga’ a una estrella y escupe un haz de luz que apunta a la Tierra».

Además, basándose en la cantidad de energía liberada, estiman que el agujero tendría unas diez mil millones de masas solares y la estrella engullida por éste sería del tamaño de nuestro Sol.

Se trata de un fenómeno histórico, pues según los expertos se produce una vez cada cien millones de años. Por tanto, nos encontraríamos ante un gran descubrimiento, cuyos resultados han aparecido en forma de artículo en la revista Science.

En cualquier caso, la imagen es estremecedora. Un agujero negro parece en reposo pero, cuando una estrella cualquiera se acerca demasiado, la tritura y la absorbe.

Fuente: Servicio de Información y Noticias Científicas.

Foto: Agujero negro: Thebadastronomer en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...