Descubren dos planetas a unos 1.200 años luz de la Tierra, con la distancia entre ambos más corta hasta ahora hallada

Un grupo de astrónomos de la Universidad de Washington y de la Universidad de Harvard ha descubierto un planeta, de mayor tamaño que la Tierra, en lo que se ha denominado «un tire y afloje» con otro de mayor tamaño (como Neptuno), que orbitan uno muy cerca del otro alrededor de una misma estrella, a unos 1.200 años luz de nuestra Tierra.

Un nuevo hallazgo astronómico suma misterio y renovación a la biblioteca hasta hoy existente sobre el vasto Universo: un grupo de astrónomos de la Universidad de Washington y de la Universidad de Harvard ha descubierto un planeta, de mayor tamaño que la Tierra, en lo que se ha denominado «un tire y afloje» con otro de mayor tamaño (como Neptuno), que orbitan uno muy cerca del otro alrededor de una misma estrella, a unos 1.200 años luz de nuestra Tierra.

Universo

Científicos estadounidenses descubren dos planetas casi juntos orbitando la misma estrella

Ambos planetas ocupan casi el mismo plano orbital y en su máximo acercamiento sólo distan uno del otro por unos 1,2 millones de kilómetros -lo que a niveles cósmicos es poco, una cinco veces entre la distancia de la Tierra y la Luna-. Esta distancia es unas 20 veces menor a la que se observa en el promedio de cualquiera de los planetas de nuestro Sistema Solar, destacaron los autores.

No obstante, la programación de su órbita no permitiría nunca que chocasen entre sí, según afirmó Eric Agol, co autor del artículo que se publicó con el descubrimiento. El astrónomo resaltó que se trata de los «dos planetas más cercanos entre sí que han sido hallados«.

«El planeta más grande está empujando al pequeño alrededor, por lo que el planeta más pequeño es más difícil de encontrar«, añadió.

Ambos planetas orbitan una estrella en la constelación de Cygnus, llamada Kepler-36 bis, de aquí que se los haya llamado Kepler-36b al más pequeño, y Kepler-36c, al más grande. El primero es similar a la Tierra, rocoso, aunque 4,5 veces más masivo y con un radio 1,5 veces mayor, mientras que el segundo podría ser gaseoso o acuoso, es 8,1 veces más masivo que la Tierra y con un radio 3,7 veces mayor.

Estos datos pudieron ser precisados tras nuevos trabajos realizados basados en algoritmos complejos realizados después del descubrimiento del planeta más grande, con datos del telescopio Kepler de la NASA. Los expertos habían podido observar una ligera atenuación de la luz procedente de Kepler-36bis cada 16 días, la duración que tarde el planeta más grande (Kepler-36c) en dar la vuelta a su estrella.

Kepler-36b orbita la estrella siete veces por cada seis órbitas de 36c, pero no había podido ser descubierto inicialmente por su tamaño  mucho menor y los empujones de gravedad de su compañera orbital, pero cuando el algoritmo se aplicó a los datos, la señal fue entonces inequívoca, se explicó.

El hecho de que estos dos planetas están tan cerca uno del otro y que muestran patrones orbitales específicos permitió a los científicos hacer estimaciones bastante precisas de sus características, sobre la base de sus efectos gravitatorios y las variaciones resultantes en las órbitas. Hasta la fecha, este es el mejor sistema caracterizado con pequeños planetas, dijeron los investigadores.

Foto Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...