¿Cuáles son las energías renovables?

El medio ambiente se ve muy beneficiado gracias a la utilización de las principales energías renovables.


El mundo va siendo cada vez más consciente de cuidar todo aquello que le rodea. Es por este motivo que las energías renovables han ganado una gran relevancia en los últimos años, permitiendo que se convierten en tema principal y en tendencia para favorecer el buen desarrollo del mundo. ¿Pero conocemos todas las energías renovables que existen? ¿Estamos al tanto de cuáles son aquellas que se deben fomentar para mayor beneficio de la humanidad?

Antes de nada, os recordamos que las energías renovables son aquellas que se basan en el uso de fuentes de energía que son beneficiosas para el medio ambiente. Por ejemplo, la energía nuclear no es una energía renovable, ni tampoco la energía fósil. Pero a diferencia de esto, sí es una energía renovable la hidráulica o la térmica. A continuación vamos a hablar de ellas, por lo que nos aseguraremos de que conozcáis cuáles son las claves de cada tipo de energía.

Energía solar

Esta es una de las energías más fundamentales cuando hablamos de las renovables. Consiste en capturar la energía del sol para después convertirla de manera que se pueda aprovechar en distintos tipos de proceso. Para capturar la energía se lleva a cabo la colocación de un sistema de paneles solares, con el cual se absorbe todos los rayos del sol y luego se vuelcan en diferentes sistemas. Por ejemplo, esta energía solar se puede utilizar para dar calor en los hogares, a la hora de calentar el agua o con la intención de proporcionar energía en los sistemas de cultivo.

La flexibilidad de la energía solar da opción a su aprovechamiento bajo distintos procesos. Es posible utilizar los sistemas de recolección solar para que la energía solar que se ha reunido se pase a transformar en energía térmica y después lumínica puede llegar a convertirse en eléctrica. Gracias a los paneles solares se obtiene una gran fuente de energía.

Energía hidráulica

El agua proporciona otra de las fuentes de energía más interesantes y beneficiosas. La correcta instalación de centrales hidroeléctricas permite que el agua acabe transformando sus movimientos en energía de tipo eléctrico. Es un tipo de energía renovable que se extiende por todo el mundo debido a que no consume recursos malignos y a que se beneficia de la actividad de los ríos para obtener una fuente de energía muy limpia.

Energía eólica

Las corrientes de aire generan energía cinética que a través del viento deriva en energía eólica, otra de las principales fuentes que mantienen el mundo en funcionamiento. Este tipo de energía se obtiene de manera muy sencilla y con bajo coste, lo que ha llevado a que gane popularidad en todo el planeta. Se utilizan turbinas eólicas con hélices que se ocupan de generar el movimiento necesario a la hora de recolectar la energía. El único inconveniente de este tipo de energía se encuentra en que es de producción intermitente, puesto que si no hay viento es imposible recogerla. Aún así, esto no suele ser problema para su expansión, dado que los niveles proporcionales de obtención de energía que ofrece son muy altos.

Energía geotérmica

El calor de la tierra también se puede aprovechar para obtener un beneficio energético de valor. Se le proporciona distintos usos dependiendo de la zona del mundo. Por ejemplo, hay algunas partes en las que se instalan sistemas de turbinas eléctricas que utilizan el calor del interior de la tierra para ponerse en funcionamiento. Otras veces simplemente sirve como recurso para calentar, siendo importante que se siga fomentando su aprovechamiento para reducir el consumo de otros tipos de energía.

Energía marina

Hay una enorme cantidad de derivados de la energía marina, que se trata de aquella que se produce en el mar en base a determinados factores. No suele ser la que más protagonismo recibe cuando nos referimos a las energías renovables, pero es cierto que tiene un alto nivel de relevancia en el mundo. Lo podemos comprobar en base a los distintos tipos que hay dentro de esta energía. Uno de ellos es la energía que se obtiene por efecto del movimiento de las olas. En otros casos la energía se obtiene por las mareas y las corrientes marinas. Cada uno de estos tipos de fuente utiliza los principios de una energía para llevar a cabo el aprovechamiento de la misma. Por ejemplo, las corrientes proporcionan energía cinética.

Algo distinto vemos con la energía marotérmica, que se basa en este caso en la energía térmica, provocándose esta obtención de recursos gracias a las diferencias de temperatura que existen en el agua. Una vez se obtiene esta energía térmica hay una serie de plantas en las que se llevan a cabo los procesos necesarios para transformarla después en energía eléctrica. De esta manera se obtiene una fuente muy sólida de energía que aprovechan millones de personas. Por último, y dentro del contexto de la energía marina, también se puede obtener energía de la sal en lo que se conoce como la energía osmótica.

Foto: lenulenac

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...