¿Cuál es el secreto de la Luna?

Se nos dice ahora que, contrariamente a lo que se nos dijo hace más de 50 años, la luna ya no es el desierto árido pobre que nosotros pensamos, sino todo lo contrario, incluso, y en términos relativos, la Luna contiene tanta agua como la Tierra.

Puede pasar desapercibida tal afirmación para la típica persona que se preocupa poco por lo que está a su alrededor o por encima de su cabeza, pero verlo con más detalle posiblemente nos sirva para sacar algunas conclusiones:

El radio en el ecuador lunar es 1.738 kilómetros, o 3,67 veces menor que la de la Tierra, que es 6378 kilómetros.

Los océanos cubren el 71% de la superficie de la tierra, el volumen de agua presente en nuestro planeta se compone de: 97,2% de agua salada (océanos) y el 2,8% del agua dulce, lo que representa un volumen de agua total de: 1340 millones de km3.

La Luna tendría disponibles alrededor de 370 millones de km3 de agua

Hay que imaginarse lo que significa que 370 millones de cubos de agua de un kilómetro de lado. Sobre todo con la cabeza pensando en un desierto árido y seco que nos han presentado hasta la fecha. La Luna es el quinto satélite más grande del sistema solar.

Luego parece claro que todos los planetas y lunas en el universo contienen agua, sobre todo ahora que sabemos que el agua habría llegado a través de meteoritos o cometas, ¡como el aire que respiramos!. Por lo tanto, puede ser difícil aceptar y apoyar la hipótesis de que el agua y el aire llegaron al planeta azul evitando cuidadosamente el resto de cuerpos celestes de nuestro sistema solar o incluso del resto del universo.

Por cierto, los océanos de la Tierra representan un volumen habitable de 300 veces la de los hábitats terrestres, a la intemperie, y tenemos información de sólo el 10% de ese hábitat marino gigante.

Se ridiculiza a los que se atreve a decir que puede haber vida en la Luna, en el mejor de los casos te dirán que es una estupidez, pero los críticos de estas ideas admiten sin vacilar pese a los inconvenientes que tiene la idea que la vida proviene de los cometas, las estrellas que evolucionan más cerca del Sol, mientras fueron sometidos a temperaturas cercanas a los miles de grados.

Las formas de vida en los cometas son expuestas, teóricamente a temperaturas medias de entre 100ºC y -273ºC, pero cuando se acercan a las estrellas, soportan temperaturas por encima de los mil grados. ¿Qué teoría es más ridícula de las dos?

La información no es completa, un eventual extraterrestre que observara la Tierra podría concluir que la vida es imposible en nuestro planeta, ¿por qué? Sólo un ejemplo rápido: temperaturas de 1.000 grados se registran en la ionosfera de la Tierra a una altitud de 300 km. Las sondas en órbita que transmitieran datos dibujarían un planeta demasiado caliente para la vida y una atmósfera letal . con poco oxígeno, elementos hostiles…

Además, si la información no es completa, esto es posible y, teniendo en cuenta que la atmósfera de la Tierra está compuesta principalmente de nitrógeno, oxígeno, argón, dióxido de carbono, emisiones de gases de efecto invernadero, vapor de agua, metano, óxido nitroso y el ozono, cloro, flúor, mercurio y azufre. Totalmente inadecuada para la vida…

Esto es exactamente lo que se deduce del estudio con las sondas de otros planetas alrededor de nosotros, diciendo que hay, temperaturas de 250 grados en su superficie, o más de 400 grados en la superficie, su atmósfera está compuesta de amoniaco, océanos de metano o de no sé qué elementos que lo convierten en un ambiente mortal…

Todo esto es ruido, ya que las agencias espaciales guardan secreto sobre estos estudios, y están mintiendo o sea que son falsos o erróneos. La NASA, por supuesto, tiene el monopolio, es el campeón del mundo de afirmaciones de este tipo.

La NASA tiene una impresionante serie de imágenes sobre la Luna. La mayoría fueron clasificadas como alto secreto y no son expuestas al público, pero incluso los documentos disponibles han demostrado que algunas regiones de la luna no se ven en todos estos paisajes fríos, desolados e inhóspitos que han tratado de mostrarnos .

Las declaraciones de los famosos remote viewers no han caído bien en las agencias, demostrando que hay otros trabajos en la NASA, el Pentágono y otras oficinas ocultas en el gobiernos. Estas afirman la presencia de edificios en la Luna, instalaciones e incluso seres físicos.

Estos mantienen que hay edificios en la Luna, hay puentes, torres, edificios y enormes cúpulas. Todos estos edificios parecen apoyar la teoría de que la Luna podría haber sido utilizado para albergar otras razas que han elegido vivir allí en algún momento. Lo que no sabemos es cuando.

Últimamente, hay imágenes frescas tomadas por el LRO en las que se muestra en la parte superior de la montaña desde del cráter Tycho (que mide diez kilómetros en su base) la presencia de una roca de 120 metros situada en una ligera depresión. ¿Cómo sucedió? Misterio…

Esto es particularmente notable la formación de la Luna y se encuentra en el hemisferio sur de nuestro satélite. El cráter Tycho nació hace un poco más de cien millones de años después del impacto de un asteroide que tendría alrededor de 10 kilómetros de diámetro.

El choque causó una excavación circular, el fondo tiene 4.700 metros por debajo del nivel del suelo circundante. El cráter es famoso por los rayos de luz que se escapan a través de la estrella y la luna en varios miles de kilómetros, que de acuerdo a nuestros científicos, está formado por el material expulsado como resultado de un impacto oblicuo.

El centro del cráter está ocupado por una serie de montañas que se elevan a más de 2.000 metros, un pico central. En la web del LRO podrás encontrar imagen más detallada.

La órbita de la Luna, inclinada a la eclíptica, es animado por una precesión, cuyo eje es perpendicular a la eclíptica, el eje de rotación de la Luna misma describe un pequeño cono de precesión, con el eje que es perpendicular a la eclíptica.

Recordemos que el eje de la Tierra se llama precesión «de los equinoccios», que la mediana es también perpendicular a la eclíptica. Todos estos ejes paralelos al eje polar de la eclíptica, están orientados hacia el mismo punto en el espacio situado en la constelación de Draco.

No podemos dejar de considerar aquí la importancia del símbolo del dragón en muchas mitologías, leyendas y textos antiguos. Ahora sabemos que la luna no es simétrica. Aunque es diferente de lo que vemos, el lado oscuro es muy montañoso, lleno de cráteres, formando un bulto que no es visible en el lateral.

De acuerdo con la doctrina actual, el resultado de la rotación forzada es debido a la fricción de las mareas causadas por la Tierra a la Luna, cuando estaba en formación, al menos en el contexto de las teorías, siempre cuestionandas, en el origen y la formación de la Luna.

El profesor Ian Garrick-Bethell, de la Universidad de California en Santa Cruz, también se atribuye a que el oleaje del otro lado, reconociendo al mismo tiempo que es incapaz de explicar por qué el efecto de las mareas no se ha producido simétricamente en ambos lados.

Por otro lado, las irregularidades detectadas por sondas orbitales LO (Lunar Orbiter) de la 60 y última LRO (Lunar Reconnaissance Orbiter), revelaron que el centro geométrico de la Luna no se corresponde con su centro de gravedad, que está ligeramente desplazado hacia la Tierra.

La combinación de sus respectivos movimientos, ya que describen en conjunto alrededor del Sol en trayectorias espirales entrelazadas que la órbita de la Tierra es una mediana teórica. Según algunos científicos, la Luna estabiliza, la gravedad de inercia, la oblicuidad de 23,45 ° del ecuador sobre la eclíptica.

Sin esto, las grandes variaciones en la oblicuidad haría completamente caótico el ritmo de las estaciones. Así, la presencia de la luna nos hacen, como por casualidad, un gran servicio. La combinación de todas las funciones y configuraciones que hemos visto hasta ahora es tan excepcional que la probabilidad de que los resultados de cualquiera de las teorías propuestas sobre el origen de la Luna es cercana a cero.

Con reflectores láser colocados en la luna por los americanos y los soviéticos, se mide con una precisión de centímetros la distancia Tierra-Luna y los movimientos orbitales de la Luna. De 1969 a 1982 en el Observatorio McDonald en Texas, bajo la dirección de Eric Silverberg, tres reflectores láser de las misiones Apolo y el del robot ruso Lunokhod 2 se utilizaron para la telemetría.

Sin embargo, recientemente, el Lunokhod 1, que se había perdido de vista y se piensa que estaba fuera de servicio durante mucho tiempo, fue encontrado por el LRO. Después de cuarenta años, está en perfectas condiciones, por lo que se puede utilizar incluso a pleno día. «El hecho de que el reflector Lunokhod 1 sea más potente que su hermano gemelo es un misterio«, dijo Eric Silverberg.

Esto podría proporcionar información importante acerca de, por ejemplo, la pérdida de la reflexión de todos los demás después de una década de Servicio. «¿Quién podría haber pasado un paño de limpieza por el Lunokhod 1?»

De 1969 a 1977, los sismógrafos colocados por las misiones Apolo registraron hasta 3000 impactos por año, bastante pequeños y causados principalmente por meteoritos. Pero muchos otros vienen de los temblores detectados en lo profundo de la Luna. Estos movimientos se atribuyen al hundimiento de las rocas debido a la atracción de la Tierra cuando el satélite pasa por el perigeo de su órbita. Esta hipótesis es puesta en duda cuando, en noviembre de 1958, el astrónomo Nikolai A. Kozyrev del Observatorio Astrofísico de Crimea, fotografía por primera vez lo que él interpreta como un alivio llamarada de gas fluorescente en la parte superior del centro del cráter Alphonsus.

También se detectó un resplandor rojizo, típico de los compuestos de carbono, que «parece que se mueve y desaparece después de una hora». Las conclusiones de los astrónomos son rechazados por algunos científicos hasta 1963, año en el que astrónomos del Observatorio Lowell observa las luces rojas en las crestas de la región de Aristarco.

Algún tiempo después, dos observatorios informan del avistamiento de más luces de colores durante varias horas. Esto se conoce como fenómenos lunares transitorios (LTP) e indican que algo está pasando en el interior de la Luna pese a que siempre presumimos que carecía de actividad volcánica.

En cuanto a las señales sísmicas detectadas cuando la Luna pasa por el perigeo, no pueden ser explicadas por fenómenos naturales. Sin embargo, uno puede imaginar que un hipotético fragmento de cubierta metálica puede moverse de la misma manera en circunstancias similares y produce los mismos efectos. Inicialmente se pensó que la luna estaba muy seco. No se han reportado muestras de roca que tuvieran gua en estado libre, o incluso moléculas relacionadas con los minerales. Sin embargo, los astronautas del Apolo 16 encontraron partículas de hierro oxidado, la oxidación del oro requiere la presencia de oxígeno libre e hidrógeno.

Así que debe haber agua en alguna parte de la Luna. El 7 de marzo de 1971, los instrumentos dejados por las misiones Apolo enviaron señales a la Tierra que indicaban un viento como de niebla que pasa a través de la superficie de la luna.

¿Dónde puede estar llegando el agua que se evapora en la atmósfera sin en la Luna no hay vientos? Las erupciones de vapor duró catorce horas y cubrió un área de 260 km2. «Este descubrimiento, la más emocionante hasta la fecha indica que hay agua en la Luna, probablemente evacuada por un terremoto», dijo John Freeman Jr. y H. Ken Hills de la Universidad Rice.

Funcionarios de la NASA ofrecieron una explicación menos dramática, pero también menos creible, dos tanques, que contienen 25 y 45 litros de agua, abandonados con el LEM (módulo lunar exploración) Apolo 12 y 14, habrían reventado , liberando su contenido. «Falso», dicen los dos académicos. «Estos tanques están a 180 km uno de otra, mientras que el vapor se detectó en la misma secuencia en ambos lugares, dijeron.

Por otro lado, los instrumentos fueron orientados en direcciones opuestas. «Otros científicos también han cuestionado la posibilidad de ruptura al mismo tiempo de dos tanques separados. Escéptico, sino que también cuestiona la formación de una nube de vapor de 260 km2 con una pequeña cantidad de agua».

Es 20 de noviembre 1969, durante la misión Apolo 12, el índice se eleva la más convincente de esta característica inesperada. Regresó al módulo de control, el equipo devuelve el choque LEM en la Luna, provocando un pequeño terremoto artificial.

El LEM toca un punto situado a 64 km del lugar donde se instala un sismógrado de alta sensibilidad. Los registros de los instrumentos son impresionantes: la Luna resuena como una campana. La vibración llega a su máximo a los ocho minutos, y luego disminuye gradualmente durante una hora.

Ese día, en una conferencia de prensa, Maurice Ewing, co-director del experimento, dijo que los científicos son incapaces de explicar el fenómeno: «Prefiero no interpretarlo en la actualidad. Pero es como si alguien hubiera golpeado una campana en un campanario, una vez con la reverberación que se han prolongado durante 30 minutos«. En realidad, las réplicas pequeñas duraron más de una hora.

El fenómeno de la resonancia se repite cuando el LEM del Apolo 13 se proyecta de la misma manera a la luna, causando un impacto equivalente a once toneladas de TNT. Según la NASA, la Luna actúa como un gong. El sismógrafo está situado a 173 km de la base, los registros muestran que la reverberación tiene una duración de 1 h 20 y se extendió a una profundidad de 35,42 a 40,25 km.

Resultados similares se obtienen más tarde, durante los impactos causados ​​por el hombre durante una prueba, la Luna reverbera durante cuatro horas. Añadido al problema de la densidad de la Luna, esto refuerza la hipótesis de la resonancia de la cavidad del satélite.

Ahora los científicos esperan poder registrar el impacto de un meteorito lo suficientemente grande como para enviar una onda de choque en el centro de la luna y producir un eco. Esta oportunidad se presenta 13 de mayo 1972, cuando un meteorito golpea la Luna con una fuerza de 200 toneladas de TNT.

«Tenemos la sospecha de la presencia de numerosas cavidades bajo la superficie de la luna y varios vehículos fueron enviados para tratar de saber más«, dijo Farouk El-Baz, un experto en la Luna.

Hasta la fecha, los resultados de estos experimentos no se han hecho públicos.

De acuerdo con el análisis de las rocas, el interior se diferencia de la capa hasta el punto de que uno se pregunta si el núcleo no es muy pequeño o inexistente. En 1962, el científico de la NASA, Gordon MacDonald dijo: «La reducción de datos astronómicos se refleja en el hecho de que el interior de la luna debe ser menos denso que el de sus capas exteriores. Se parece más a una esfera hueca que a una esfera homogénea«.

«Las experiencias de los Lunar Orbiter han ampliado en gran medida nuestro conocimiento del campo gravitatorio de la luna […] elevando la inquietante posibilidad de que pueda ser hueca«, recuerda Sean C. Solomon, director de Magnetismo Terrestre del Instituto Carnegie de Washington.

Este hallazgo implica algo que fue expresada por el astrónomo Carl Sagan: «Un satélite natural no puede ser hueco. »

Parece que la luna tiene una cáscara externa muy dura y un ligero interior que podría estar totalmente vacío. El casco contiene minerales densos, como el titanio, que se utiliza en la tierra para aeronaves y naves espaciales.

Algunos recuerdan haber visto en la televisión que los astronautas trataron sin éxito de hacer agujeros en el suelo de los mares de la luna. Sus herramientas, especialmente diseñadas para ello, no podía penetrar unos pocos centímetros.

El misterio de la superficie dura se ha engrosado con el descubrimiento de metales al parecer falsos. Los expertos se sorprendieron al encontrar rocas lunares contienen, además de titanio casi puro, cobre, mica y anfíboles.

Según el Laboratorio Nacional de Argonne, algunas rocas contienen uranio 236 y neptunio 237, elementos que no existen en la naturaleza. Mientras que al tratar de explicar la presencia de estos materiales, los científicos han descubierto que una muestra de suelo de la Mar de las Crisis que no sea corroída partículas de hierro.

En 1976, la Associated Press informa que los soviéticos se encuentran en muestras traídas en 1970 por la sonda Zond 20, las partículas de hierro puro oxidado. El hierro no aleado con otros metales que no se oxidan no se conoce en la naturaleza y la tecnología actual es incapaz de producirlo.

Entre los sorprendentes descubrimientos que los científicos prefieren llamar «anomalías» destaca el de la edad de la Luna. Mediante el examen de las huellas dejadas en las rocas lunares por la radiación cósmica, los científicos han llegado a creer que la luna de la Tierra alrededor de 33 millones de años.

El diario serio de astronomía en la Universidad de Harvard informó, en un simposio sobre la Luna en 1973, que una roca lunar tenía una edad de alrededor de 5,3 millones de años, es decir, mucho más antigua que el sistema solar.

Sorprendentemente, otra vez, el polvo lunar que estaba en la roca más antigua de mil millones de años que la roca misma. El análisis químico reveló que su composición difiere completamente de la del polvo que las rodea. Puesto que un suelo polvoriento es generalmente el resultado de la erosión y la pulverización de las rocas locales, estas rocas provienen de un lugar diferente. Pero, ¿de dónde?

La Luna tiene al menos tres capas de roca. La distribución de los minerales es irregular y al contrario a la creencia popular de que los elementos más pesados ​​se hunden, se encuentran en la superficie.

«Si la Tierra y la Luna fueron creados en un lado a lado al mismo tiempo, ¿por qué la Tierra ha recibido tanto hierro, cuando hay muy poco en la Luna, se pregunta el periodista y científico estadounidense Earl Ubell. Esta diferencia indica que los dos cuerpos se formaron lejos uno de otro, por lo que los astrofísicos no pueden explicar cómo la Luna se convirtió en un satélite de la Tierra. »

La Luna no tiene campo magnético, sin embargo se encontró que las rocas lunares fueron magnetizadas, aunque no lo suficiente para levantar un trozo de papel.

Otro misterio, el «mar»…

Grandes superficies de roca fundida se solidificaron, perfectamente se parecen a los flujos de lava enormes y antiguos. Además, cuatro quintas partes de estos mares se encuentran en el lado este del satélite y la mayoría en el lado cercano. En contraste, el lado oscuro contiene muchos cráteres y más montañas.

Hay muy pocos cráteres en los mares, y las órbitas de las naves espaciales son desviadas cuando se ciernen sobre el centro de los mares o en su periferia. La influencia gravitatoria revela la presencia de «mascones» grandes concentraciones de masas circulares a una profundidad de 32 a 65 km por debajo del centro de los mares.

Los mascones son grandes meteoritos de hierro, que se han sumido en la corteza lunar cuando todavía estaba blanda y en formación. Sabiendo que los meteoritos colisionan a velocidades que se evaporan al entrar en contacto, esta teoría no es aceptada.

Conservación de la información, especialmente de esta magnitud, es una clave esencial que el poder, ya sea religioso, civil o militar, guarda celosamente para asegurar su sostenibilidad.

Dicho esto, se descubrió en la Luna hay todo tipo de huellas de objetos de gran tamaño, de formas geométricas claras que no pueden ser orificios naturales y que parecen carreteras, túneles bajo la superficie, etc … Simplemente puedes navegar por algunos sitios web para ver imágenes de estos objetos, y abundan los comentarios sobre el silencio de las autoridades oficiales, así como las manipulaciones que, obviamente, han sufrido algunas fotos.

Los científicos de la NASA y los ingenieros que participaron en la exploración de Marte y la Luna informaron de los resultados de sus descubrimientos en una conferencia en el National Press Club de Washington 21 de marzo 1996, se lee en un comunicado de prensa oficial.

Anuncian la primera vez que las estructuras y objetos que no son hechos por el hombre han sido descubiertas en la Luna. Los científicos han expresado su cautela y evasiva al respecto, a excepción de un OVNI. Sostienen que la presencia de tales objetos es posible y declaran que la información todavía se está estudiando. Los resultados oficiales se publicarán más adelante. «En el mismo informe, se anunció que» la Unión Soviética tiene imágenes que muestran la presencia de actividad en la luna.

Aunque el tipo de actividad no se ha especificado, miles de fotos y vídeos de las operaciones de Apolo muestran muchas áreas de la superficie lunar, donde esta actividad y sus huellas son evidentes. «Sorprendido, el público pide a los investigadores que avancen pruebas».

«Es fácil predecir la reacción del público ante el anuncio de que se ha encontrado vida en la luna. También hay otras razones que no son responsabilidad de la NASA«. Según Richard Hoagland, ensayista y teórico estadounidense, considerado por la mayoría de los astrónomos como extravagante y pseudo-científico, «la NASA todavía está tratando de modificar los datos antes de su publicación en catálogos fotográficos y registros públicos. Hacen ajustes y alteran el desarrollo de las copias«.

Algunos investigadores, como Richard Hoagland, asumen que la raza alienígena ha utilizado la Luna como base para sus actividades en la Tierra, una idea confirmada por las leyendas y la mitología de diversas culturas.

Sólo de pasada, también podría señalar que si la vida se originó como los cometas ha sido aceptada por la ciencia, mientras que están bajo las variaciones de temperatura tremenda (+ 1000 ° C – 273 ° C) con razón se puede suponer que lo mismo es cierto de todas las estrellas en el universo, y especialmente en la Luna que no es tan árido y seca como creíamos, y que está preñada de agua, en cuyo caso no debería ser estéril.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...