Cómo instalar una antena parabólica

El sistema permite captar cientos de canales situados a gran distancia

Muchos coincidiremos en afirmar que la multiplicidad de canales televisivos que hemos obtenido con la TDT no es la panacea. Sobre todo teniendo en cuenta que los canales que realizan producción propia y nueva siguen siendo los mismos de siempre. Y encima, no todo lo que hacen es de nuestro agrado. En este sentido, el Sistema Digital Terrestre ha frustrado un poco las esperanzas que teníamos muchos en poder ampliar el abanico de oferta televisiva con el pase del sistema analógico al digital.

La instalación de una antena parabólica precisa de poca inversión

Una alternativa a esta falta de diversidad no sólo temática sino también lingüística son las antenas parabólicas. Unos equipos que precisan de muy poca inversión y que te permiten recibir cientos de canales de televisión en casa. Cabe decir que la calidad no será un atributo que compartan todos los canales, está claro. Pero solo por el hecho de poder captar emisoras situadas a gran distancia ya estaremos ganando algo nuevo y de forma gratuita.

Aunque es cierto que las parabólicas afean un poco las fachadas, lo cierto es que hoy en día ya son un elemento bastante común en la mayoría de tejados. Además, no hay que olvidar que ver canales de otros países no solo nos ampliará la visión del mundo sino que nos ayudará a practicar otras lenguas. Pero, ¿cómo podemos conseguir orientarla e instalarla correctamente? Los multimètres o testers digitales tendrán un papel relevante en la instalación para poder medir la calidad de la señal, pero nos hará falta saber algo más antes de ponernos manos a la obra.

En primer lugar, tenemos que tener en cuenta que el diámetro del plato dependerá del satélite que queramos captar y nuestra posición geográfica. Según Astra, un pequeño plato de 50cm sería suficiente para recibir la cobertura de este satélite. Sin embargo, yo considero que unos 80 cm nos permitirían evitar problemas de recepción con total seguridad si vivimos en la península. Para las Islas Canarias necesitaríamos una de 120 cm.  Por otro lado, Hispasat asegura que su satélite tiene cobertura suficiente para la península ibérica y las islas usando una antena de entre 35 y 75cm. Pero ya sabéis, si os gusta ir a lo seguro, optad por la de 80cm.

El siguiente paso será fijar el soporte en L en la pared. Para hacerlo deberemos escoger el lugar idóneo: que no haya ningún obstáculo cercano frente al plato y que el lugar donde lo fijemos permita orientar el plato hacia el sur. Una vez lo tengamos, sólo nos quedará hacer los cuatro agujeros y colgar el soporte en la pared. A continuación deberemos montar el plato, pero para eso recomiendo seguir el libro de instrucciones de montaje porque cada marca varía mucho el proceso y las piezas. Los siguientes pasos serían orientar la antena, conectar los cables y sintonizar los canales. Generalmente, los receptores tienen una opción para mostrar la intensidad con la que llega la señal. En este sentido, sería interesante activar esa opción y en caso que el nivel de cobertura no sea demasiado bueno, probar a ajustar de forma milimétrica los tres parámetros de orientación de la parabólica: azimut, elevación y polarización del LNB.

Foto: adriagarcia en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...