¿Cómo era el tigre de Tasmania?

El Tigre de Tasmania se extinguió, pero un vídeo que se grabó en blanco y negro se ha podido editar a color.

Desgraciadamente, el tigre de Tasmania se extinguió, al menos oficialmente, en el año 1936. Fue cuando falleció el último espécimen, un precioso ejemplar que fue grabado por el zoólogo australiano David Fleay en el año 1933. No obstante, en aquel tiempo la tecnología de cámaras no estaba muy avanzada, y su video solo se conservó en blanco y negro, lo que nos impedía ver realmente cómo era esta criatura desaparecida y originaria de hace más de 11.000 años en el Holoceno.

Por suerte, gracias a la empresa Composite Films y al National Film and Sound Archive of Australia, que es quien guarda a buen recaudo la grabación, se ha podido editar el vídeo para darle color. El resultado son unas imágenes bellísimas en las que la grabación en blanco y negro en formato de 35 mm se ha transformado a un archivo de resolución 4K que se encuentra en color.

Cuentan los responsables del proyecto que no ha sido nada fácil llevar a cabo un trabajo como este, puesto que han tenido que analizar decenas de documentos, fotos y dibujos de estos animales para poder dar con la gama de color exacta que le representó. La idea era que, en 2021, pudiéramos ver el vídeo de este animal como si hubiera sido grabado recientemente.

El tigre de Tasmania en cuestión, el cual tuvo una vida solitaria por ser el último de su especie, se llamaba Benjamin. El nombre científico de este animal es thylacinus cynocephalus y sabemos que se encontraba principalmente en Tasmania, Australia y Nueva Guinea. Primero se extinguió en Australia y Nueva Guinea, pero todavía existió durante mucho tiempo en Tasmania, de ahí que recibiera ese nombre. No obstante, la llegada de los colonos y la introducción de otras especies, como los perros, así como el aumento de la caza de este tigre (también conocido como lobo), podría haber llevado a su extinción.

Como se puede ver en el vídeo, el cuerpo del tigre de Tasmania parece el de un perro, pero tiene una parte posterior con rayas y una cola muy distinta a la de otros carnívoros. Se cree que, aunque el último ejemplar se extinguiera hace más de 80 años, podrían seguir existiendo algunas familias o grupos de tigres de Tasmania viviendo de manera salvaje.

No obstante, no hay pruebas de ello y los avistamientos que se han realizado nunca se han podido llegar a confirmar. Los expertos, por supuesto, esperan y tienen esperanza que estos rumores sean ciertos y que el tigre de Tasmania siga existiendo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...