Curiosidades del mundo animal: las aves

El mundo animal es, sin duda, muy curioso. En él encontramos tan variadas especies que, aún dentro de un mismo grupo de ellas, las variaciones son enormes.
Por ejemplo, en lo que respecta a las aves, las hay desde dos metros y medio hasta sesenta milímetros de altura, desde dieciocho o veinte kilos de peso hasta dos gramos. Algunas son carnívoras y otras hervíboras. Unas vuelan a la perfección, mientras otras no lo hacen o lo hacen con mucha dificultad. Etc.

Las aves descienden directamente de los reptiles. Por ello, comparten ciertos rasgos con éstos : las escamas de las patas, las formaciones de queratina, que en unos son plumas y en los otros escamas, etc.

Pueden definirse las aves como animales con alas, pico y plumas, de sangre caliente – es decir, que producen calor a partir de la comida que ingieren – y, casi todas, voladoras. Su esqueleto es muy ligero, para facilitar el vuelo, y la densidad del plumaje varía de unas partes a otras. Así, el plumón del pecho es más suave y las plumas de las alas son especiales para volar. El número de plumas oscila entre 1.300 y 12.000, y se compone cada una de ellas de raquis o eje central, barbas o apéndices del raquis, y bárbulas o filamentos que hay entre las barbas.

Las aves se sirven de alas y cola para despegar. Al aterrizar, las alas se extienden totalmente para ejercer de freno e, igualmente, la cola baja y las patas adelantadas amortiguan el impacto.

Existen casi 11.000 especies de ellas, agrupadas en veintisiete órdenes, pero pueden clasificarse de muchas formas. Por ejemplo, hay aves acuáticas, que viven en el agua o sus proximidades. Lo son los cisnes, los patos, los gansos, las gaviotas, el albatros y los pingüinos. Otras viven en los árboles y otros lugares elevados. La pintada, la perdiz y el faisán son aves de caza. Las rapaces – el águila, el gavilán y el buitre – son también de caza y sus presas son otras aves y pequeños mamíferos. Los búhos son igualmente repaces, pero tienen hábitos nocturnos.



El ave más grande es el avestruz, que alcanza dos metros y medio de altura y hasta 155 kilos de peso. También es la que más corre en tierra : mantiene una velocidad de 55 kilómetros a la hora, pero, por momentos, puede alcanzar los ochenta km/h.

El ave voladora más pesada es la avutarda africana, que se encuentra en el sur y el este de ese continente y alcanza los 18 kilos de peso.

Por su parte, el ave más pequeña es el sunsún de Cuba : mide unos 60 milímetros y sólo pesa dos gramos. Su nido cabe en una cáscara de nuez.

La mayor envergadura entre las alas la tiene el albatros viajero : entre la punta de una y la de la otra hay tres metros. Es capaz de volar sin parar durante días enteros. Pero las aves de vuelo más rápido son los vencejos, que alcanzan los cien kilómetros a la hora. No obstante, el halcón común y el águila real llegan a los 290 kilómetros a la hora en vuelo picado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...