La sonda Cassini ofrece nuevas imágenes de Tethys, Dione y Enceladus

No hay tregua el 15 de agosto de Cassini en órbita alrededor de Saturno. El pasado fin de semana, la sonda ha fotografiado otros tres satélites del planeta anillado.

Dentro de poco tiempo se van a cumplir seis años desde que la sonda espacial Cassini nos envía de manera continua sus imágenes de Saturno y su entorno, la sensación de asombro y maravilla con las que miramos (sin entender mucho, todo hay que reconocerlo) es siempre la misma dada la diversidad de los paisajes fotografiados. Una vez más la sonda ha disfrutado de una configuración favorable para estudiar en detalle tres satélites de Saturno.

La superficie llena de cráteres del satélite Tethyss. Imagen: NASA / SSI

Con un poco más de un millar de kilómetros de diámetro, Tethys es una esfera de hielo frío. Descubierta por el astrónomo francés Jean-Dominique Cassini, en 1684, lleva el nombre de Tethys en honor a la diosa del mar en la mitología griega. El satélite, que orbita a 300.000 km del centro de Saturno, quizás no ha estado siempre congelado. Los científicos planetarios creen que pudo albergar un océano hace mucho tiempo. Hoy vemos que la superficie de Tethys está plagada de cráteres y algunas fallas, resultado probable de las tensiones en la corteza congelada. Tethys fue fotografiado el 14 de agosto, mientras que la sonda Cassini estaba a unos 38.000 km. de distancia del satélite.


En la niebla de Enceladus

Dione es la luna de Saturno, después de Titán, más densa, que puede explicarse por la presencia de un núcleo rocoso bajo la superficie congelada. Debido a su rotación síncrona (igual a su periodo orbital), el satélite tiene dos caras diferentes.

En la superficie de este satélite de 1120 kilómetros de diámetro parece existir cierta evidencia de actividad tectónica antigua similar a los acontecimientos se están observando en Enceladus. El 14 de agosto, la nave espacial Cassini llegó a 120,000 km de Dione y fotografió a su espalda (teniendo como base la dirección de su movimiento).

El frente trasero del satélite Dione es defectuoso, la evidencia de actividad tectónica pasada. Imagen: NASA / SSI

Pero Enceladus, el cual ha tenido los honores de estar a una distancia de la sonda de tan solo 2500 km es dos veces tan rápido como Tethys. Enceladus es un satélite fascinante desde que se observaron penachos de hielo en 2005, una actividad geológica que llama poderosamente la atención de todos los investigadores. El año pasado, Cassini detectó en estas columnas de sal de sodio, nacidas de la lenta disolución de la roca en un océano líquido en el corazón de Enceladus.

En este primer plano de la sonda Cassini por el , la niebla cubre los defectos en el polo sur del satélite Encélado. El recuadro muestra géiseres de hielo observados dos días antes. Imagen: NASA / SSI

El 16 de agosto, la Cassini ha fotografiado una ligera neblina sobre la superficie arañada del polo sur del satélite. La neblina es probablemente producida por la reflexión de la luz solar en las partículas de hielo que componen la columna. Cuarenta y ocho horas antes, la sonda fotografió a contraluz algunos de estos géiseres de hielo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...