La sonda Cassini obtiene muestras de oxígeno y dióxido de carbono en una luna de Saturno

La sonda Cassini ha obtenido muestras de oxígeno y dióxido de carbono en la atmósfera de Rhea, la segunda luna del planeta Saturno. Sin embargo, se trata de cantidades muy pequeñas que no hacen posible la vida.

Aunque Rhea, la segunda luna más grande de Saturno después de Titán, ya había sido descubierta en 1672 por el astrónomo italiano Giovanni Cassini, no comenzó a estudiársela hasta 1980, en que fue fotografiada por la sonda Voyager 1.

Pero su interés por ella hizo que se enviase a la sonda Cassini -así llamada precisamente en honor al descubridor- para obtener más datos. Y no les está defraudando. De hecho, Lea Spilker, una de las responsables del seguimiento de los periplos de éste vehículo espacial desde el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de Pasadena (California), ha señalado: «Rhea está resultando mucho más interesante de lo que habíamos imaginado».

Foto de Rhea

Una vista de Rhea

Y es que ahora la sonda Cassini ha revelado que este satélite de Saturno posee en su atmósfera cantidades de oxígeno y dióxido de carbono. No obstante, se trata de una capa muy delgada –unos cinco billones inferior a la terrestre- y, por ello, no proporciona las condiciones necesarias para la vida.

Sin embargo, el descubrimiento es más importante de lo que pudiera parecer. Según Ben Teolis, otro de los científicos del equipo que sigue a la sonda desde el South West Research de San Antonio, «los nuevos resultados sugieren que procesos químicos más complejos que incluyen oxígeno pueden ser bastante comunes en todo el sistema solar e incluso en nuestro universo».


Además, en palabras de la citada Spilker, «el hallazgo de Cassini pone de relieve la rica diversidad de las lunas de Saturno y nos da pistas sobre cómo se formaron y evolucionaron».

Los científicos sospechaban de la existencia de esta fina capa de oxígeno y dióxido de carbono por las observaciones realizadas por la sonda Galileo y desde el telescopio Hubble, pero nunca habían obtenido pruebas hasta ahora, en que Cassini se acercó a ciento un kilómetros de distancia de esta luna y capturó con sus instrumentos moléculas de oxígeno de su atmósfera.

Foto de una recreación de la sonda Cassini

Una recreación artística de la sonda Cassini

Rhea posee un diámetro de 1529 kilómetros, aproximadamente la mitad de nuestra Luna, y orbita casi circularmente a una distancia de quinientos veintisiete mil kilómetros de Saturno, tardando unos cuatro días y medio en completar su giro. Se cree que posee un núcleo rocoso recubierto de una corteza helada.

Esta misión de la sonda Cassini fue puesta en marcha por la NASA, la Agencia Espacial Europea y la Italiana en 1997 y, aunque se esperaba que concluyese en 2008, la primera de éstas decidió prolongar su trabajo hasta 2017, con objeto de que continúe informando sobre los cambios que se produzcan en el planeta y sus lunas.

Fuente: Noticias de Ciencia.

Fotos: Rhea: Magnus Manske en Wikimedia | Sonda Cassini: Anónimo en Photojournal.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...