Como funciona un reloj de Sol

Conocer el paso del tiempo ha inquietado al ser humano desde sus orígenes. Por ello, siempre ha tratado de elaborar instrumentos que se lo permitiesen. Uno de los más antiguos es el llamado reloj de Sol, cuyo funcionamiento se basa en la posición de la Tierra respecto al astro rey. Aquí explicamos sus bases teóricas.

El paso del tiempo es algo que ha inquietado al ser humano desde época inmemorial, mucho antes de que los físicos establecieran sus certeras ecuaciones. Por ello, siempre ha tratado de construir distintos instrumentos para medirlo.

Uno de los primeros de que existe constancia es el reloj de Sol, que ya era utilizado por los antiguos egipcios, cuyos conocimientos de Astronomía, dicho sea de paso, eran muy importantes.

Foto de un reloj de Sol

Un curioso reloj de Sol

De hecho, el funcionamiento del reloj de Sol se basa, precisamente, en la posición que éste ocupa con respecto a la Tierra para determinar la hora.

Como nuestro planeta da una vuelta completa sobre sí mismo cada veinticuatro horas, el Sol se sitúa en distintas zonasmediante la sombra que proyecta, al recibir sus rayos, una varilla o palo –denominado ‘gnomon’sobre la superficie del reloj, se puede saber la hora solar.

Aunque se pueden construir sobre soportes no planos, los relojes de sol más comunes y también más antiguos se realizaban sobre una superficie plana o tablero que podía ser vertical u horizontal (ésta última era más usada).

En ella se marcaban distintas graduaciones y, en su centro, se situaba un palo recto en posición perpendicular cuya sombra sobre el soporte indicaba la hora, pues dependía de la situación del Sol en ese momento.

La ciencia en que se basan este tipo de relojes se denomina Gnomónica. Y ella nos indica que para conocer la hora a partir de uno de ellos debemos hacer ciertos cálculos.

La órbita de la Tierra sobre el Sol no es circular sino elíptica. Ello significa que su velocidad no es constante: cuando está más cerca del Sol es mayor que cuando se encuentra más alejada.

Por tanto, esta oscilación obliga a realizar una corrección sobre la hora solar de hasta dieciséis minutos de retraso o adelanto mediante lo que se conoce como ‘ecuación del tiempo’. No obstante, los relojes de Sol más modernos ya la llevan incorporada mediante una línea circular en su tablero.

Por otra parte, no es lo mismo la hora solar que la legal. La primera es la que indica el reloj de Sol (con el ajuste de la citada ‘ecuación del tiempo’) pero la segunda viene dada por las convenciones que, para la medición del tiempo, ha establecido el hombre y que se coordinan mediante el Tiempo medio de Greenwich, es decir, el que se da en el observatorio de esa zona de Inglaterra y que, por convención, se sitúa a cero grados de longitud.

Todas estas variantes influyen para calcular la hora exacta en un reloj de Sol. Sin embargo, para la vida cotidiana, podemos orientarnos por lo que éste indica sin mayores problemas.

Fuente: Astrosafor.

Foto: Reloj de Sol: Antramir en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...