Todo MBA, el sitio donde buscar un master

Análisis vía Zync

Hasta hace unos cinco años he de decir que no podía evitar una asociación curiosa, cuando alguien me dejaba un curriculum en el que decía que había hecho un master me imaginaba a He-Man y Skeleton. Supongo que serán cosas del VHS Panasonic en el que finalmente enterré, tras ser atropellado por el coche teledirigido que pilotaba, al clic de playmboil negro. Era mi clic favorito, ganaba siempre, al fútbol, a los vaqueros, a las carreras de coches… Por suerte tuvo descendencia.

Tener un máster hace quince años era una frivolidad, una cosa de niños bien que cruzaban el charco para visitar todo lo que aquí no se podía estudiar mas que en Perpignan, todavía era una época en que el despertar sexual se producía a los veintitantos, en una universidad que les costaba una pasta. Les costaba una pasta; el master, que quede claro. Además venían con el inglés bien aprendido y eso molaba. Ahora los muchachos están hartos de todo tipo de experiencias a los quince y un alto porcentaje no termina la ESO. Y lo mejor de todo es que casi no se les entiende cuando hablan, que es como si hablaran otro idioma.

El mercado de trabajo fue evolucionando, con más pena que gloria y la psicolabia y la psicotontería dominaron los procesos de selección de personal de las empresas. Primero empezaron con el inglés, pero resulta que con mil palabras es suficiente para trabajar en una empresa española. Lo siguiente es exigir un master. Además es así de claro, para llevar papeles de A a B, sacar cafés calentitos y contestar al telefonillo hace falta tener un MBA. La cosa se ha puesto chunga, el nivel de competitividad ha alcanzado cotas absurdas incluso a la hora de encontrar un primer empleo.



Algunas entidades hablan, desde sus notas de prensa institucionales de que hay que estar preparados para la lucha, ¿para qué lucha? ¿contra quién tengo que luchar? ¿contra los otros esclavos? ¿somos gladiadores romanos? Mire usted, yo se hacer fundamentalmente la O con un canuto. A veces me sale algo irregular, pero en general no me va mal, ¿tendrían un trabajo para mi? A poder ser en oficinas y de jornada continuada. Es que por la tarde voy al gimnasio.

Se da importancia a cosas que no la tienen y me explico. Una familia media pasa en muchas ocasiones apuros económicos para que sus hijos acaben una licenciatura, si a ello hay que unir un master medianamente interesante el chico o chica terminará por asfixiar económicamente a su familia. Y lo peor de todo no es eso, sino que al final tenemos a un lechón de veinticuatro años con la cabeza llena de pájaros en la mayoría de los casos.

Con una gran ansiedad por comerse el mundo, lo más probable es que haga tres meses de prácticas gratuitas para la multinacional de turno asociada con el master y “si no vale” acabe en la puta calle, como todos sus compañeros de promoción. Si “valen”, les tendrán otros seis meses haciendo una “beca”, con suerte les pagarán el abono de transporte y finalmente los mandarán a Sudáfrica un par de años como “junior”. Y luego volverá a casa, por suerte, mamá y papá mantenían la habitación tal y como la dejó.

La empresa se habrá aprovechado de ellos y la sociedad los tachará de gandules, de poco preparados y dirán que están donde se merecen. Esto último es mentira, el problema es que todavía hay muchas personas que pertenecen a una generación que fue “engañada por la universidad”.

Mucho me temo que esto de los masters en España es un “negociaco” del que se han dado cuenta los cuatro espabilaos de siempre. Señores, si el 89% de las empresas españolas tienen uno o dos trabajadores, ¿qué estamos haciendo formando a decenas de miles de personas que se suponen preparadas para dirigir empresas? ¿qué empresas? Pero si el coaching de Manolo y Benito lo hacía la madre de Benito a base de torrijas y buenos bocadillos.

Y el master se va especializando cada vez más, hay MBA, master en marketing, master de dirección, master en enoturismo, master en creación de videojuegos… En todo MBA podéis encontrar casi toda la oferta formativa existente en postgrado, si no os he conseguido convencer para no hacerlo. Al final habrá más jefes que indios.

Incluso he visto que hay mba a distancia, que dices tú, pero coño. Si todo el mundo dice que lo más importante del master es la gente que conoces. ¿Para que sirve hacer un master por Internet? Para adornar el curriculum y tenerlo más gordo que los demás.

Mi consejo es que los recién titulados se dejen de gastar el dinero y empiecen a ahorrar el dinero que ganan con su trabajo basura, que las cosas están muy caras. Pero si después de todo esto eres un cabezón y te has emperrado en que te den tu título, el mío no me ha servido ni para limpiarme el culo después de cuatro años, puedes pedir un préstamo al gobierno (al parecer tienen una máquina de hacer billetes) y te lo dan al cero por ciento. Para que no te preocupes. Al gobierno le sobra dinero y si tienes problemas para pagarlo seguro que te lo perdonan.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...