Educación musical infantil

En esta entrada conocemos los pasos a seguir para enseñarles música a los niños. Debemos aprovechar la curiosidad y predisposición natural de su temprana edad para iniciarlos en el mundo de la música. Quizá no lleguen a convertirse en músicos pero en el proceso potenciarán sus habilidades mentales en gran forma.

Está demostrado que la educación musical potencia el desarrollo académico y personal de los niños. La atención, el razonamiento abstracto, la coordinación mano – ojo y las habilidades para el lenguaje se ven incrementadas a partir del aprendizaje musical. Descifrar una partitura musical y ejecutarla con un instrumento requiere cooperación, comunicación y coordinación entre muchas áreas del cerebro al mismo tiempo.

Y debemos ser lo suficientemente inteligentes y visionarios para aprovechar la curiosidad natural del niño, su deseo de aprender y su afinidad con el ritmo y el movimiento para adiestrarlos en algunas habilidades musicales básicas a temprana edad. Lo primero es familiarizarlos con el alfabeto musical. En música el abecedario consiste en siete “letras” que son las notas Do Re MI Fa Sol La Si. Éstas se repiten una y otra vez a lo largo de la escala musical, con cada repetición iniciando una nueva octava.

Las variaciones en las claves incorporan sostenidos y bemoles, los cuales elevan o bajan las siete notas musicales básicas para formar una nueva clave. Los niños generalmente aprenden la clave de Do Mayor ya que no contiene ni sostenidos ni bemoles y es fácil de dominar. Lo segundo a lo que debemos prestar atención a la hora de iniciar a los niños en la música es el rimo y el compás. En música, cada medida contiene un determinado número de beats.


El compás se refiere a cuántos beats hay dentro de una medida. Los compases más utilizados son el 4/4, 3/4, 2/4 y 6/8. Debemos enseñar a los niños a sentir e identificar el beat más fuerte de un compás que generalmente es el primero. Luego debemos enseñarles a contar cuántos beats quedan antes de que la nueva cuenta empiece, es decir cuando el beat fuerte aparece nuevamente. Una vez que el niño ha aprendido a reconocer los beats hay que adiestrarles en cómo se representan esos beats en las notas musicales de la partitura.

Es aquí donde pasamos a la notación musical. Hay que enseñarles que las notas musicales se escriben sobre un pentagrama de cinco líneas horizontales. Cada línea y espacio sobre el pentagrama representa una nota en la escala musical que se lee de abajo hacia arriba. El pentagrama tiene al inicio una clave de Sol o una clave de Fa que designa que notas son representadas. En cuanto a la elección del instrumento debemos orientarlos hacia el piano ya que en este se aprende todo el rango de notas musicales y provee de una base sólida en teoría musical, ritmo y dinámica.

Fotos:

1 banda de ninos tomada de flickr por ximenacab

2 guitarrista tomada de flickr por marti saiz

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...