Cómo analizar una película y quedar como un experto

Todos tenemos algún conocido que presume de saber mucho de cine. Algunas personas son verdaderas expertas pero otras no pasan de presuntuosas. Por ello, aquí brindamos algunos consejos para criticar una película sin quedar mal: observar el argumento, los planos o el atrezzo son algunos de ellos.

Probablemente todos tenemos un amigo o conocido que presume de saber mucho de cine y se complace en demostrárnoslo cada vez que vemos una película. Es cierto que hay personas que son verdaderos conocedores del séptimo arte pero otras no pasan de presuntuosos sabiondos.

Por ello, brindamos algunos consejos que nos serán de utilidad a la hora de comentar una película que hemos visto y que nos harán quedar bien. Aquí van algunos de ellos:

Foto de Clark Gable en una película

Un jovencísimo Clark Gable en una de sus primeras películas

En primer lugar, debemos fijarnos en el argumento. Debemos observar si éste resulta interesante y sólido, bien construido, si se desarrolla de forma lineal o hay saltos en el tiempo (cuando son hacia el pasado, se denominan ‘flash back’, una palabra que siempre nos hará quedar bien) o si resulta verosímil.

Este término requiere una precisión. Verosímil no significa real, ya que entonces, por ejemplo, el cine de ciencia-ficción nunca lo sería. Lo que quiere decir ese concepto es que, aunque la película parta de una situación fantástica, su desarrollo resulta creíble.

También es importante observar las tramas secundarias y ver si se adaptan bien a la principal o, por el contrario, distraen la atención de ésta sin aportar nada importante.

En segundo lugar, debemos fijarnos en los actores y concretamente en aspectos como si resultan verosímiles y naturales o sobreactúan, si vocalizan bien o no se les comprende o si su peripecia individual está bien desarrollada. En relación con los personajes, es interesante también fijarse en sus trajes, sobre todo si se trata de películas de época o futuristas.

En tercer lugar, conviene fijarse en el ritmo de la película, si es lento o rápido, si presenta altibajos o es uniforme. Por ejemplo, normalmente resulta inapropiado un ritmo lento en una cinta de acción.

En cuarto lugar, es interesante fijarse en los planos. Un plano es la parte de la escena que se rueda sin detener la cámara. Pueden ser cortos o primeros planos, largos o a distancia o intercalados –recogen una escena desde distintos puntos de vista-.

Por último, podemos observar otros aspectos, como si la música resulta apropiada a la trama –lógicamente, no encaja bien el heavy metal en una película de época- o si el atrezzo –los objetos que usan los actores- es apropiado.

En cualquier caso, lo importante cuando vemos una película es que nos guste o no. Sin embargo, con estas pequeñas pautas podremos quedar como entendidos en cualquier conversación.

Fuente: Wikihow.

Foto: Clark Gable: Aylaross en Wikimedia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...