Una escuela es trasladada a casa

Una histórica casa de la ciudad de Algonquin, Illinois, fue trasladada por carretera al pueblo de Lake in the Hills. Fue construida en 1886 en la granja de Lucy B. Ford. Era una escuela y no tenía agua corriente, sólo contaba con una habitación en la que se tenían que juntar 26 niños de primero a octavo grado.

Una histórica casa de la ciudad de Algonquin, Illinois, fue trasladada por carretera al pueblo de Lake in the Hills. Fue construida en 1886 en la granja de Lucy B. Ford. Era una escuela y no tenía agua corriente, sólo contaba con una habitación en la que se tenían que juntar 26 niños de primero a octavo grado.

La escuela Ford será trasladada a su antiguo sitio

Durante el traslado de la escuela hubo 3 residentes de Lake in the Hills que tenían una particular conexión con la casa: dos ex alumnos (Albert Ebel Friday y su hermana Eunice Andreas) y Duane Andreas (hijo de Eunice y esposo de Weldon Andreas, la última profesora que hubo en la escuela).

Duane dijo que su padre, el maestro de la escuela, lo llevó a la escuela Ford cuando sólo tenía 4 o 5 años. Por aquel entonces sólo había 8 niños. “Ahora es muy diferente”, dijo. “Los niños se ayudaban unos con otros, era una época más agradable, no había necesidad de competir por la mejor nota”, añadió.

La escuela cerró en 1939 con la llegada de educación graduada. Después de la Segunda Guerra Mundial, una compañía de desarrollo compró 800 hectáreas en la zona para crear una comunidad de viviendas asequibles, por lo que la escuela estaba destinada a ser demolida. Sin embargo, se salvó de este terrible destino gracias a George Sticklemeyer, un agricultor que compró la casa por 250 dólares y la trasladó a su tierra. Añadió una cocina y un cuarto de baño y lo utilizó como alojamiento para los trabajadores.

En 2003 el terreno y los edificios se vendieron otra vez a Stonegate Nursery, una jardinería. La escuela fue utilizada como oficina. Sin embargo, 3 años después el negocio quebró y abandonaron la escuela.

En 2011, el dueño de la propiedad había demolido las demás casas, pero sabía que la escuela tenía importancia histórica. Se propuso trasladar la escuela a su ubicación original y gracias a las generosas donaciones de la comunidad y empresas locales se pudo recaudar el dinero necesario para llevar la escuela a su lugar de origen.

La restauración de la casa llevará otros dos años, dependiendo del número de voluntarios y las donaciones que se reciban. El objetivo es convertir la escuela en un museo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...