Se obtienen mapas de compuestos orgánicos de un reptil de 50 millones de años

Científicos británicos han analizado la piel de un reptil con más de 50 millones de años, logrando obtener una imagen del mapa orgánico del mismo a través de nuevos avances para realizar análisis.

Mapa orgánico de la piel de reptil de 50 millones de años

Se ha podido tener por primera vez, una imagen única de los mapas de compuesto orgánicos de una muestra de más de 50 millones de años de antigüedad, creado a partir de piel de reptil que se ha encontrado, revelando su perfil químico y mostrándonos cómo se conserva.

Un equipo de científicos del Reino Unido asegura que la muestra fue tan bien conservada, que es difícil poder ver y saber la diferencia entre los fósiles y las muestras frescas de las que estamos hablando.

La técnica que se utiliza en esta investigación de relativamente nueva. Según los geoquímicos de la Universidad de Manchester, aseguran que es probable que sean los primeros en aplicarlo a la paleontología. Según declararon a la BBC, esta tecnología que aplicarían sobre estos tejidos no es de análisis destructivo, sino más bien significa que podría ser utilizado en infinidad de especimenes raros y en objetos de infinita valía de diferentes museos.

Gracias a esta nueva técnica, podrán analizar infinidad de materiales que anteriormente no se había podido. Las muestras de las que se podrían tomar incluyen a los invertebrados, las criaturas marina y material vegetal.

El fósil de más de 50 millones de años de antigüedad, permitió al equipo de bioquímicos obtener su perfil prehistórico y explican que esta técnica de muestreo a través de los infrarrojos, es como si se estuviera trabajando de una manera similar a como lo hace un reproductor de discos. Gracias a ella, se puede tener un mapa del fósil muy minucioso, pues el infrarrojo es capaz de registrar detalles muy pequeños.

El Dr. Wogelius explicó que el equipo de investigadores del Reino Unido y EE.UU habían utilizado anteriormente esta tecnología en una muestra conocida como «dino-momia», un fósil de 67 millones de años de antigüedad que todavía tenía mucho de sus tejidos blandos intactos. Este es uno de los mejores dinosaurios conservados que se han descubierto hasta la actualidad.

También se ha podido demostrar la existencia de compuestos orgánicos de la piel en el fósil. El problema que hubo en este caso, es que la muestra se vino abajo con mucha facilidad, por lo que no se pudo hacer ningún tipo de mapa, por lo que si que estaban seguros de que entre manos tenían la piel, no pudieron ver si había alguna estructura biológica útil allí.

Con este nuevo avance, la paleontología avanzara mucho en su estudio de cómo era la vida antes de que el ser humano apareciera en este planeta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...