Restos romanos encontrados a una milla de profundidad en el agua

Expertos del Departamento de Antigüedades Subacuáticas y el Centro Griego de Investigación Marina han descubierto dos naufragios de la época romana casi a una milla de profundidad en el lecho marino del Jónico, frente a las islas Corfú y Paxoí.

Expertos del Departamento de Antigüedades Subacuáticas y el Centro Griego de Investigación Marina han descubierto dos naufragios de la época romana casi a una milla de profundidad en el lecho marino del Jónico, frente a las islas Corfú y Paxoí. Los barcos fueron encontrados durante una prospección arqueológica que tuvo lugar entre el 11 y el 17 de mayo sobre un área de 200 kilómetros cuadrados.

Naufragio romano encontrado en el Mar Jónico

Los investigadores utilizaron un radar de barrido lateral para localizar restos de naufragios potenciales. Fueron identificados doce objetivos de interés. Se utilizaron sumergibles no tripulados para explorar la zona y encontraron restos antiguos e históricos. Los arqueólogos fueron capaces de calcular la fecha de estos naufragios.

Los dos primeros barcos, llamados Poseidón 1 y Poseidón 2 datan del siglo III, mientras que el Poseidón 3 es mucho más reciente, perteneciendo al siglo XVII o XVIII.

El Poseidón 1 se encontró a 7 kilómetros de profundidad. Las imágenes del sumergible revelaron jarras, utensilios de cocina, dos anclas, piedras de lastre y restos del casco de madera. Algunos de los artefactos fueron recuperados, incluyendo un jarrón de mármol de aproximadamente 12 pulgadas de altura. El barco podría tener su origen en África del Norte y se encontraría de camino a Grecia después de parar en Italia, donde se hundió.

El Poseidón 2 se encontró a 0.85 millas de profundidad. Las imágenes del naufragio mostraron floreros, platos, utensilios de cocina, objetos de metal y alguna pieza del casco. Sin embargo, ninguno de los artefactos pudo ser recuperado porque estaban muy incrustados en el barro del fondo del mar.

Los restos del tercer naufragio son los que mejor se han conservado, lo cual no es sorprendente teniendo en cuenta su relativa juventud. Los sumergibles mostraron imágenes del casco del barco, anclas de hierro, una gran variedad de vasijas de cerámica y jarras de vidrio, que se utilizaban para la cocción y el almacenamiento.

Este es el primer estudio arqueológico llevado a cabo en las profundas aguas del mar Jónico. Los resultados confirman que el tráfico oceánico antiguo se aventuró en aguas muy profundas, rompiendo con el convencimiento anterior de que los barcos antiguos navegaban cerca de la costa.

Estas naves se encuentran ahora entre los restos de naufragios más profundos conocidos en el Mediterráneo. Los expertos dicen que los barcos antiguos hundidos encontrados anteriormente se encontraban a unos 100-130 metros de profundidad, surgiendo así esa creencia popular de que los barcos antiguos no solían alejarse mucho de la costa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...