¿Quién fue Seijun Suzuki?

Seijun Suzuki, el que está considerado como padre del cine de yakuzas, ha fallecido a los 93 años.

Marcado para matar

Se le conocía de muchas maneras, pero el célebre director y actor Seijun Suzuki estaba considerado como uno de los padres del género yakuza en el cine. De su mano habían nacido obras inmortales de la gran pantalla como Tokyo Drifter, que se estrenó en 1966 y también fue autor de Tsigoineruwaizen, la película que fue considerada como la mejor obra cinematográfica de toda la década de los 80 en cuanto a cine japonés.

Fue un hombre de personalidad particular, que sabía que dirigía un tipo de cine que se alejaba de lo comercial, y que cumplía con sus compromisos hasta la última de sus consecuencias. Nació el 24 de mayo del año 1923 en Tokio, en la conocida zona de Nihonbashi. Vivió los distintos periodos de transformación que sufrió la capital desde un tiempo en el cual todo ocurría a una velocidad extrema. En el año 1943, con tan solo 20 años, se alistó para combatir representando a su país.

Salió ileso de la guerra y eso le permitió explorar su sueño: introducirse en el mundo del cine. Así fue como accedió a la Academia Kamakura, donde obtuvo el título de asistente de director. Eso le introdujo en el mundo del cine y le permitió aprender para diez años más tarde dirigir su primera película. Se titulaba Minato no kanpai: Shori o waga te ni, en la cual ya tocaba el tema de los yakuza, aunque fuera alrededor de una historia de amor.

Con esa primera película demostró que las buenas historias se pueden obtener incluso de los personajes menos habituales. Puso ante la pantalla a un marinero y a un jockey, combinándolos a los dos con la mujer de un yakuza en una particular argumentación. Ese trabajo le permitió demostrar a los estudios que estaba preparado para trabajar de forma continuada, lo que le llevó a dirigir una media de tres películas al año.

Continuó con su interés por la yakuza en siguientes películas hasta que llegó uno de sus grandes éxitos: Marcado para matar, estrenada en el año 1967. Con ella tuvo un problema con la productora Nikkatsu Studios y el conflicto perduró durante años. Eso le obligó a trabajar en televisión durante nada más y nada menos que diez años. Pero lejos de ser un castigo esta experiencia se convirtió en un aliciente, puesto que Suzuki descubrió las bondades de la pequeña pantalla. En 1977 volvió al cine y lo hizo con Hishu monogatari. A partir de ahí continuó trabajando en cine y televisión e incluso hizo sus pinitos como actor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...