¿Quién está enterrado en el mausoleo de de Sir James Tillie?

James Tillie, un adinerado inglés, había pedido ser enterrado en un mausoleo que él mismo ordenó construir, pero sus restos desaparecieron del sitio y ahora esperan encontrarlos.

Sir James Tillie

James Tillie, un adinerado inglés, nació el 16 de Noviembre de 1645. Sus primeros años están envueltos en el misterio, ya que no existen registros históricos de su paso por el mundo, más que sus propios testimonios, y bien sabido era que Tillie era un mentiroso.

Lo que sí se sabe es que en la década de 1680 había logrado labrarse una excelente posición como gerente de las tierras de sir John Coryton, un barón con una importante posición social. En 1687 Tillie se hizo con el título de caballero gracias a los beneficios que había sacado con su trabajo para el barón.

Dos años más tarde, sir James recibió otro golpe de suerte al morir su patrón, Sir Coryton, de manera repentina a la temprana edad de 42 años. El asunto de su muerte fue bastante sospechoso, ya que se descubrió que había sido envenenado. Este hecho puso en el punto de mira a sir James y a la esposa de sir John, Elizabeth, que parecía que había entablado muy buena relación con Tillie antes de la muerte del patrón.

Después de su muerte, sir Tillie se casó con la viuda, lo que no hizo más que acrecentar las sospechas, ya que además, sir John había muerto sin herederos y había dejado toda su fortuna a su joven esposa.

Sir James era ahora mucho más rico de lo que jamás habría soñado, por lo que no dudó en construir una finca para él y su esposa en Newton Ferrers. Sin embargo, en su excentricidad, quería construir también un mausoleo en la colina más alta de la finca, para que cuando muriera, su cuerpo pudiera descansar allí disfrutando de la vista hasta su resurrección.

Tanta era su extravagancia que exigió a sus criados que, a la hora de su muerte, dejaran su cuerpo sentado en una silla de hierro y vistieran su cuerpo con sus mejores galas y sus objetos personales al lado. Sus criados cumplieron sus deseos, y así quedó su cuerpo cuando falleció en 1713.

Después de muchos cambios producidos en la finca por los sobrinos de Elizabeth, se erigió una estatua de piedra en el mismo lugar donde reposó el cuerpo, que posteriormente fue trasladada a la planta baja del mausoleo, pero nada se sabe de sus restos.

Actualmente el mausoleo está catalogado como un edificio de gran interés cultural, por lo que el año pasado, los Corytons se reunieron con las instituciones de conservación para restaurarlo, donde esperan encontrar los restos de Tilly. Sin embargo, debido a la rareza de las circunstancias que acompañaron a su enterramiento, no han sido capaces de encontrar sus restos ni nada que se le parezca.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...