¿Quién es el culpable en Clickbait de Netflix?

Repasamos las distintas teorías que se van poniendo sobre la mesa en la miniserie de Netflix Clickbait.

Ya te puedes imaginar que este artículo es un spoiler en sí mismo. No obstante, no comenzamos fuerte y te vamos a dar unos cuantos párrafos para que dejes de leer si todavía no has visto esta mini-serie y quieres mantenerte libre de spoilers. Tenemos que reconocer que Netflix, en este caso, nos ha sorprendido. Y ya era hora, porque últimamente la plataforma de streaming parece que solo está interesada en reality shows, en series donde se enseña más carne que otra cosa y en producciones que distan mucho de ser lo que nos llevó a suscribirnos a ella en el pasado (en aquel tiempo de la primera temporada de Daredevil, qué recuerdos).

Con Clickbait hemos recuperado la esperanza. Es una serie de solo 8 episodios que sirve para eso que en inglés se conoce como “binge watching” y que se traduce al español como “hacer maratones de series”. Es decir, que cuando comienzas a ver el primer episodio, te resulta muy difícil parar hasta que has llegado a la conclusión y los créditos. Es la serie ideal para comenzar un viernes noche y verla a lo largo del fin de semana.

Es una producción muy buen realizada, con una buena factura técnica, con un hilo argumental que engancha y con un guion que entrelaza a distintos personajes en una carrera contrarreloj. Se trata de ese tipo de serie que, episodio tras episodio, te lleva a plantearte las cosas y, ante todo, quién es el culpable de las cosas que están pasando.

Lo mejor de todo, es que la serie juega muy bien sus cartas y consigue despistar. Aunque en otras series y películas hemos llegado a descubrir el pastel antes de que se desvelara, con Clickbait tenemos que reconocer que nos equivocamos en la conclusión que habíamos sacado. Y esto le está ocurriendo a la mayoría de espectadores. Los motivos son claros, como que el guion haga una buena mareada de la perdiz para despistar y conseguir confundirnos.

Dicho esto, ahora sí que comienzan los spoilers. Vamos a comentar distintos de los candidatos a culpable y la manera en la que la serie nos fue engañando para llevarnos hacia esas teorías que, al final, acabaron por no ser reales. Una de las primeras personas en las que pensamos fue en Betty Gabriel, la esposa de Nick. Que haya sido infiel era un factor que no terminaba de dar una buena perspectiva a lo que podría haber ocurrido. No obstante, fácilmente se podía ver que, si esa hubiera sido la respuesta, el impacto que habría tenido la serie hubiera sido realmente reducido. Demasiado predecible, poco original, nada a tener en cuenta. Aun así, no nos la quitamos de la cabeza en ningún momento como opción complementaria de otro posible suceso. Es decir, ¿y si hubiera estado implicada de una manera indirecta?

En cualquier caso, solo se trataba de una de las primeras sospechosas. Luego se nos hizo sospechar de la amante, pero no le dimos demasiada credibilidad a la vista de que era fácil ver de qué pie estaba cojeando. No obstante, parecía que era un personaje que se había introducido como anzuelo. Un anzuelo que nos llevaría rápidamente a otra teoría que nos daría mejores vibraciones: la de Matt Aldin, el amigo de Nick con el que trabajaba en el centro deportivo.

Su aspecto de mujeriego encajaba en el perfil, sobre todo teniendo en cuenta que, desde el principio, ya imaginábamos que había algo relacionado con una de las chicas del equipo. ¿Por qué hacer que esos dos personajes trabajaran allí? Era obvio que eso entraría en la trama, de una manera o de otra. Lo que llegamos a pensar, y esta fue personalmente nuestra apuesta más sólida, era que Matt se había estado haciendo pasar por Nick en las páginas de ligoteo.

Había hecho los montajes, utilizado lo que le habría contado sobre su vida y se habría aprovechado de todo ello para crear una imagen virtual para tener a las chicas de las apps detrás de él. No obstante, algo rechinaba: que no se hubiera encontrado con todas las mujeres en persona. Ese tipo de perfil, de hombre mujeriego, seguro que habría querido tener romances reales con todas ellas. ¿Por qué no lo hizo? Algo fallaba. Cuando por la noche Matt se encontró con Pia en una situación amenazante, parecía que el argumento iba a girar por ese ángulo. Pero, en realidad, lo que estaba haciendo la serie era perdonarle. Haciéndole culpable de otra cosa, en este caso del abuso de una de las estudiantes, se libraba del otro delito que se había producido.

Pero eso no impedía ver que en el puesto de trabajo de Nick había algo que fallaba, porque Pia encontró las fotos en el ordenador de la oficina. Por eso, cuando se descubrió el pastel sobre quién había orquestado todo y quién era la responsable, nos quedamos bastante sorprendidos. Se trataba de Dawn Gleed, la mujer mayor que trabaja en el centro deportivo y que tenía control sobre los dispositivos móviles del protagonista.

En ese momento fue cuando todo comenzó. Al conectar su móvil a la red del trabajo, Dawn se encontró con que Nick recibía el mensaje de una mujer en una de esas webs de citas. Eso despertó su curiosidad y llevó a que robase su identidad. La mujer, hambrienta por conseguir que alguien le prestase atención, empezó a hablar con más mujeres haciéndose pasar por él. Le gustaba tenerlas a todas a su alrededor esperando noticias suyas e incluso hacían llamadas con un modulador de voz que la modificaba para que sonase como la de un hombre.

Pero las cosas se salieron de control cuando el marido de Dawn la descubrió y, en paralelo, fruto de la crisis nerviosa que estaba viviendo, tuvo un encontronazo con Sarah Burton. Esta le amenazó y se suicidó y poco después, su hermano, secuestró a Nick como venganza. Así comenzó todo y fue como se nos intentó hacer pensar que el hermano era el responsable del crimen. Pero cuando Nick se libera, ya sabe quién tiene la culpa de lo que ha ocurrido, por lo que se dirige a casa de Dawn para pedirle explicaciones. Allí, el marido de la mujer, asesina a Nick con varios golpes.

Al final la policía acorrala a Dawn y su marido cuando han secuestrado al hijo pequeño de Nick, al que el hombre está a punto de matar. El encontronazo con la policía se salda con la muerte del esposo de Dawn y con esta arrestada. Eso acaba con todas las demás teorías y posibilidades.

La otra pregunta que quedaría mal explicada sería si Nick estaba siendo realmente infiel. Porque, al fin y al cabo, Dawn empezó con todo porque recibió un mensaje de una de las mujeres que habían hablado con Nick. No obstante, Nick no estaba siendo infiel, ni siquiera se encontraba usando la web de contactos. La utilizó durante el periodo en el que estuvo enfadado con su esposa por haberle sido infiel, pero ni siquiera llegó a tener ninguna cita con nadie. El mensaje que recibió y que Dawn interceptó fue uno enviado por parte de esa mujer que quería saber si Nick todavía estaba por ahí porque hacía tiempo que no hablaban. La conclusión de todo esto es: borra tus perfiles en webs de citas cuando los dejes de usar. Evitarás tragedias.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...